Rumba, una galga zamorana muy flamenca

29/01/2015

 

26/01/2015 | La Opinión de Zamora | MANUEL LÓPEZ-SUEIRAS

La Copa Zamora de Galgos finalizó ayer de la forma más flamenca con la victoria de la perra Rumba, del Club Fandango, que dio toda una lección de cómo se deben correr las inmejorables liebres de Granja de Moreruela que continúa agrandando su leyenda como uno de los correderos míticos de España.

No solo los mejores perros son los que llegan a los grandes campeonatos porque siempre se quedan algunos por el camino debido a diversas circunstancias. Este puede ser el caso de Rumba, una galga que demostró ayer en la final de la Copa Zamora que fue seguida por numeroso público pese a coincidir con la última jornada de caza, una calidad sobrada para medirse con cualquier perro de los campeonatos federados.

Pero es que Rumba tenía enfrente ayer otra rival de cuidado, Leña de José Enrique, el enésimo fruto de la marca de Domingo Rodríguez Garea, uno de los galgueros zamoranos de mayor prestigio y reciente finalista en un Campeonato de España, aliado con el criador madrileño que da su afijo a la perra.

Comenzó la final de la Copa Zamora con una liebre que salió muy larga y las perras, pese a perseguirla durante medio minuto, no llegaron a engalgar, aunque la suerte se alió de su lado ya que la rabona volvió a cruzarse en su camino tras ser espantada por un coche y se alternaron en su persecución. Finalmente los tres jueces fueron unánimes al conceder el punto a la galga de Paco Bermejo con un tiempo de 1´56´´.

Como complemento a la final de la Copa, el Club Galgo Español disputaba también la final de su competición provincial en la que comparecieron Lluvia, propiedad del presidente Lorenzo Masero, y Chapela, de José Ignacio Martín, de Torres del Carrizal, un criador que colabora con uno de los clubes de mayor prestigio de España como es el Galgosalada.

Las liebres de Granja de Moreruela demuestran su bravura de muy diversas maneras y ayer tanto lo hicieron saliendo muy largas como, por el contrario, permaneciendo en la cama casi hasta que la mano les pasaba por encima.

Así, la collera del Galgo Español no pudo engalgar en la primera suelta y a continuación, de nuevo Rumba y Leña, se quedaban sin puntuar pese a intentar engalgar un par de veces con la misma liebre.

En torno a las 13.00, dos horas después de iniciarse la competición, se pudo disputar el punto destinado al trofeo del Galgo Español. Hubo que levantar de la cama a la liebre que obligó a las dos perras a emplearse muy a fondo durante 2´42´´ aunque los jueces tomaron el tiempo en 1´41´´ cuando la rabona se perdió en un tubo de desagüe. Lluvia dominó claramente aunque Chapela terminó muy entera e incluso demostró querer más liebre en la propina que corrieron sin ser juzgadas.

Y el título de la Copa Zamora se saldó con una liebre de las míticas de Granja de Moreruela que puso a prueba el nivel competitivo real del Provincial. De nuevo Rumba dominó y mandó en la primera fase de la carrera que se prolongó durante 3´03´´ aunque Leña de José Enrique no desmereció en absoluto e incluso terminó dando la cara.

Paco Bermejo, de Villavendimio, conseguía así un nuevo título a sumar al de Castilla y León de Trapo que ya poseía en su palmarés, con una galga de 31 meses que competía en su primera temporada: "No creo que la siga presentando a campeonatos porque tengo otra que promete mucho. Pero Rumba es muy completa, sale bien pero también aguanta. En el campeonato del club Fandango corrió en una jornada 8´30´´ en Unión de Campos", declaró a este periódico el veterano galguero de Villavendimio.

Esta nueva edición de la Copa Zamora vino a reconocer el esfuerzo realizado por los organizadores para mantener viva la competición provincial aún a costa de perder cierto prestigio frente a otras pruebas tuteladas por la Federación. En todo caso, los dieciséis clubes que compitieron en la Copa Zamora, más los que entraron en la fase previa, suponen un evidente dato de la vitalidad de este deporte en nuestra provincia frente a los cuatro participantes de la Copa Avila o los siete -tres de ellos zamoranos- de la Copa León.

Rumba ha alcanzado el título provincial tras completar un brillante campeonato en el que no ha cedido ni un solo punto. Eliminó en octavos de final al Napoli en una liebre de 1´39´´; en cuartos de final, a La Magdalena en 2´40´´ y 1´12´´ y en semifinales, a Virgen de la Veguilla en 2´40´´ y 2´05´´.

La temporada galguera se cerró ayer con el acto de entrega de trofeos de la Copa Zamora celebrado antes de la tradicional comida de hermandad a la que asistió el diputado de Deportes, Santiago Lorenzo. Se cerraba así una campaña inmejorable para los galgos zamoranos con el título de campeón de España alcanzado por el club Nápoli con la galga Lagartija de la Maluca, cuyo presidente Generoso Martín, recibió el homenaje de los participantes en la Copa Provincial; las semifinales de la Copa Castilla y León alcanzadas por Galgosalada; y el subcampeonato de la Copa León que firmó Quillo, del Magdalena.

Y todo ello en una temporada con abundantes y bravas liebres en los correderos de Castilla y León.

 

También te puede interesar…

0 comentarios