CRÓNICA LADERA FRIA- Paco Cerpa GC

06/11/2017

LADERA FRÍA

ORGANIZACIÓN: PACO CERPA Gestiones Cinegéticas

Localidad: El Real de la Jara

Fecha: 5-11-2017

P: 50

RH: 19

Cupo: Sin cupo V, J y Cv ( según puestos)

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas: 380

Resultado: 

V: 2          

J:  6 ( 1 navajero)       

H: 8

CRÓNICA de la Montería:

Chanteo con ambientadores.

Tras el monterión del día anterior en Navaserrano, donde se abatieron 32 venados y 22 jabalíes con 50 puestos, nos la prometíamos muy felices en Ladera Fría, la segunda montería del programa de Paco Cerpa para esta temporada, mancha que venía de descansar el pasado año.

La mañana había amanecido fresca en el Real de la Jara, con algo de viento pero agradable para el monteo. La organización había puesto toda la carne en el asador para dar otra bonita montería y había negociado a última hora con la propiedad la posibilidad de cazar también los venados, ya que en principio la montería estaba anunciada a jabalíes y ciervas, y se habían divisado un buen número de ciervos en estos meses de cuidado de la mancha, por lo que se intentó incluirlos en la montería y al final se pudo conseguir.

Para ello la organización pidió un guante de 40€ por puesto, lo que dimos gustosos, ya que había más de una docena de venados localizados en las 380 has a montear, y algunos bonitos.

Todo era alegría y felicidad en las horas previas a la suelta de rehalas, y los 50 monteros que nos dimos cita en Ladera Fría estábamos convencidos del triunfo de la misma. Había muchos rastros de jabalí en la mancha, un buen número de venados, había llovido en los días previos y la temperatura había bajado considerablemente, por lo que ya sólo quedaba sortear y salir para el cazadero.

Además, la organización reforzó la presencia de perros con la contratación de 4 rehalas más, siendo finalmente 19 recovas las convocadas para este domingo 5 de noviembre. Todo listo para el disfrute.

Tras las palabras de bienvenida y el rezo, que corrieron a cargo de Emilio Jiménez, y con el estómago lleno tras las siempre bienvenidas migas con huevos fritos, se dio paso al sorteo de las 50 posturas.

A las 9:30 h salían los primeros cierres, y a las 11:00 h entraban las últimas traviesas a la mancha. Poco después se soltaban las rehalas.

Ya resultó raro que antes de soltar los perros apenas sonaran los rifles. Ocho disparos se contaron nada más en ese intervalo. Pero lo que nos produjo una total extrañeza fue que con los canes en el monte los disparos no cogieran ese ritmo y frecuencia que se le supone a una montería en la que se le esperan cobrar 20-25 jabalíes y 8-10 venados, más las correspondientes ciervas. Mala cosa.

Pero peor se ponía a medida que trascurría la mañana, ya que aquello no levantaba cabeza ni por asomo. Apenas ladras, apenas lances y apenas disparos. Aquí hay gato encerrado. Y no eran precisamente gatos lo que encontraron los podenqueros en su laborioso trasteo por el monte, sino AMBIENTADORES colocados por gran parte de la mancha, lo que había provocado el vaciado total de la misma, pues lo poco que se mató,  2 venados, 6 cochinos y 8 ciervas, se concentró por la misma zona de la finca. De lo abatido destacar el bonito navajero cobrado por Pedro Urbano en el nº 5 de la Solana tras complicado y largo lance.

En resumen, nuevo acto vandálico de estos terroristas cinegéticos que por hacerle daño a propiedad, gestores u organización, revientan una mancha y le fastidian el día a 50 monteros que con mucho trabajo sacan de donde no hay para poder pagarse un puesto y disfrutar de una jornada de caza con la familia y los amigos.

Estos que no respetan nada no se merecen otra cosa que no sea la cárcel. Ojalá algún día se les vuelva contra ellos todo el mal que hacen. ¡Ya está bien de aguantar tanto sinvergüenza suelto!.

 

 

También te puede interesar…

0 comentarios