Publicado el

¡A MONTEAR!…con responsabilidad pero SIN MIEDO. Por Emilio Jiménez

 

Llegó la hora de que los monteros demos un paso al frente.

Durante estos meses organizadores, gestores cinegéticos, guardas y personal de campo se han dejado la vida a pie de monte preparando las manchas a conciencia para que podamos disfrutar de una temporada, que gracias a la pasada primavera, augura excelentes trofeos y muy buenos resultados tanto en abierto como en cercado.

Las circunstancias que nos rodean todos sabemos cuales son, pero no es menos cierto que este virus ha venido a quedarse y que tenemos que empezar a convivir con él y normalizar cuanto antes nuestras vidas y la de nuestras empresas o la ruina será peor que los contagios por el covid-19. Así de claro.

En este sentido, el sector cinegético ha puesto toda la carne en el asador para garantizar la seguridad en nuestras monterías controlando al máximo los puntos críticos de posibles contagios como son el desayuno y sorteo y la posterior comida y junta de carnes, puesto que lo que es la actividad cinegética en sí, el tiempo que estamos en el puesto monteando, no tiene el menor problema al realizarse en plena naturaleza y sin aglomeraciones.

Así, para garantizar nuestra seguridad y tener una temporada lo más normal posible, se han establecido estrictos controles sanitarios recogidos en los protocolos de seguridad anticovid que obligatoriamente tiene que presentar cada organización a la hora de solicitar el permiso de montería, y se implantan medidas de obligado cumplimiento como el uso de mascarillas y gel hidroalcohólico, guardar la distancia de seguridad, evitar contactos, saludos y aglomeraciones o cumplir con las estrictas medidas de seguridad en cuanto a aforo en locales cerrados y servicio al comensal impuestas al sector de la hostelería a la hora del desayuno y las comidas, limitando también el aforo de personas en las mesas de sorteo y junta de carnes para evitar contactos y aglomeraciones. Un montón de requisitos de prevención sanitaria que debemos cumplir escrupulosamente para el buen desarrollo de la temporada, de ahí que apele a la responsabilidad y sentido común de todos los cazadores, que finalmente somos los que tenemos que cumplir a rajatabla estas recomendaciones para garantizar la salud de todos.

¡Y ya no hay más!. A partir de aquí toca montear con ILUSIÓN y DISFRUTAR  de una actividad tan necesaria económica, social y medioambientalmente, como es la caza.

Miles de familias dependen de nuestra decisión de cazar o no, por lo que es un añadido más para reverdecer nuestro compromiso con la caza y con la montería en este año tan convulso y tan enrarecido que nos ha tocado vivir.

El futuro de la actividad cinegética depende de nosotros. Pero el futuro es HOY, por lo que no debemos dejar pasar la oportunidad que se nos presente dentro de nuestras posibilidades.

La oferta montera es amplia y variada con monterías de todos los precios y para todos los gustos, ( ver calendario montero 2020-2021: :  https://todomonteria.com/monterias/la-monteria/calendario-montero/,  y el sector ha hecho bien los deberes para garantizar la seguridad sanitaria de todos, lo que unido a la excelente calidad de trofeos que tenemos este año en nuestros acotados nos da razones de peso para levantar el ánimo y practicar una actividad que nos da la VIDA y da VIDA  a muchas familias que dependen de estos meses de caza.

Señores…¡ a montear con RESPONSABILIDAD pero SIN MIEDO!. ¡Que la Virgen de la cabeza nos bendiga a todos con una buena temporada de caza!. ¡SUERTE A TODOS!.

¡QUE SUELTEN COLLERAS!  NOS VEMOS EN EL MONTE

Emilio Jiménez. Director Todomontería