Los cazadores andaluces piden retrasar el periodo de desbroce para garantizar la conservación

finca olivar Federación Andaluza de Caza

21/05/2024

  • Los cazadores reclaman a la Junta de Andalucía que regule los periodos de desbroce en la agricultura para evitar el daño a la biodiversidad y respetar la cría y nidificación

 

La Federación Andaluza de Caza ha pedido a la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía que regule el periodo de desbroces en la agricultura y retrasarlo garantizar la conservación de la biodiversidad y, especialmente, de la fauna menor.

La propuesta de los cazadores andaluces, que el organismo federado andaluz llevará mañana, 22 de mayo, al Comité Andaluz de Caza convocado por la propia Consejería, consiste en retrasar las labores de desbroce y fijar un período que respete la época de cría y nidificación de multitud de especies, protegidas y cinegéticas, apostando así por su protección y la conservación de sus hábitats.

Desbroce, a partir de junio

En este sentido, el organismo federado andaluz instará a Medio Ambiente a priorizar la conservación fijando como periodo óptimo para comenzar el desbroce a partir de junio, respetando así los meses de abril y mayo en los que la fauna menor se encuentra en periodo de nidificación y cría y garantizando que, con esta medida, no se produce ni ningún tipo de merma en la producción agrícola, ni en el rendimiento económico para el agricultor.

Existen multitud de estudios científicos que apuntan, junto a otros factores de menor relevancia, a la intensificación de los sistemas de producción agraria como la principal causa del declive de la biodiversidad y que señalan la necesidad de implementar buenas prácticas que permitan conservar los agrohábitats vinculados a la conservación de multitud de especies.

Fomentar e incentivar prácticas agrarias conciliadoras

En este sentido, la Federación Andaluza de Caza lleva más de una década reclamando a las administraciones públicas fomentar e incentivar económicamente las prácticas agrarias que permiten conciliar la conservación de los hábitats y la máxima rentabilidad para el agricultor.

Así se refleja en el Plan de Recuperación de la Caza Menor en Andalucía (PRECAM) elaborado por la FAC como un conjunto de medidas público-privadas dirigidas a frenar el declive de la biodiversidad.

“En Andalucía existen proyectos piloto liderados por los cazadores, como Rufa y Framework, que han demostrado que conservación y rentabilidad agraria son perfectamente compatibles si existe voluntad por parte de todos los actores implicados.

La Junta de Andalucía ha conocido estos proyectos sobre el terreno y lo que reclamamos es que, de manera inmediata, demuestren su apuesta decidida por la conservación con una medida que no perjudicará al agricultor y ayudará mucho a la conservación de aves esteparias, como la perdiz o el sisón entre muchas otras, y también migratorias como la tórtola”, señala José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza.

Fuente: Federación Andaluza de Caza

 

También te puede interesar…

0 comentarios