Publicado el

Lances & Ladras resumen T 2019-2020 CINEGÉTICA LA TROCHA

Cinegética La Trocha mereció más

Pablo López Lojo lo tiene todo para triunfar en esto de la organización de monterías.

Conoce el campo, trabaja a destajo, pone el alma en lo que hace, cae bien, tiene carisma y le siguen una legión de incondicionales que bajo el lema “Soy Trochista” se tiran a un pozo si fuera necesario si el responsable de Cinegética La Trocha lo dice, pues él siempre va por delante.

Ya quisiéramos muchos tener el carisma y el conocimiento del monte y la montería que tiene este singular personaje de nuestra venatoria, y contar con un grupo de seguidores como el que tiene Pablo.

Falla en una sola cosa. En una liga tan complicada como la que él juega como es la montería pura y dura en abierto, la de la caza de poder a poder y la superación de adversidades,  necesita fincas de mayor regularidad y resultados contrastados. Por su bien, por su salud, (que cualquier día le da un chungo y se queda pajarito), y por el bien de su parroquia de incondicionales.

Pablo se vacía literalmente preparando las manchas, le echa al monte más horas que un lobo y prepara a conciencia las manchas sin escatimar en medios ni reparar en gastos. Todo ello con una ilusión inusitada y con mucha verdad. Pero su esfuerzo no se ve recompensado en muchas ocasiones porque las manchas dan lo que dan y no se le pueden pedir peras al olmo, si bien es cierto que cuenta su calendario con varias monterías que tienen el nivel sobrado para jugar en esta liga, y que este año se la han jugado también, dejando a nuestro buen amigo Pablo hundido y muy decepcionado.

No ha sido justa la sierra con él esta temporada. Cinegética La Trocha mereció MUCHO más, y este calendario debió darle muchas más satisfacciones que las que le ha dado. Por todo. Por trabajo, por dedicación, por esfuerzo, por ilusión y porque se lo merece. Como se merece todo nuestro reconocimiento y apoyo…y mejores fincas.

Pero si alguien es este país es capaz de reinventarse y resurgir de las cenizas como ÁVE FÉNIX ese es Pablo López Lojo, un organizador por el que apostar y con el que disfrutar de esta bendita locura llamada MONTERÍA.

No nos cabe la menor duda de que esta temporada tan difícil, ingrata y dura para él le servirá para emprender nuevas aventuras donde los Trochistas se diviertan y triunfen como se merecen. ¡En las buenas y en las malas, en las duras y en las maduras ¡YO SOY TROCHISTA!.

Emilio Jiménez. Todomonteria.com

L&L CINEGÉTICA LA TROCHA T19-20