La subasta de caza en Puebla de Lillo supera las cifras del pasado año.

23/03/2015

 

  • La subasta de caza, la única de Picos de Europa que supera las cifras de la edición pasada

  • Se recaudaron 50.300 euros y quedaron desiertas cinco batidas de jabalí, un corzo, dos ciervos y la única becada.

  • La casa del pueblo de Puebla de Lillo acogió menos cazadores que en otras ediciones. - CAMPOS
    La casa del pueblo de Puebla de Lillo acogió menos cazadores que en otras ediciones. – CAMPOS

josé mª campos | Lillo 23/03/2015

El Ayuntamiento de Puebla de Lillo celebró ayer la subasta de las piezas de caza correspondientes al cupo de propietarios de los municipios de Puebla de Lillo y Valdelugueros, de la reserva regional de caza de Mampodre. Se subastaron en total 51 piezas de corzos, rebecos y ciervos, 11 batidas de jabalí y una becada, con una recaudación de 50.300 euros.

Esta cifra ha sido algo superior a la subasta de 2014 que fue de 47.900 euros teniendo en cuenta además que se subastaban, este año, 27 piezas de menos, todo ello como consecuencia de la mortandad ocasionada por el fuerte temporal de nieve de finales de enero y principios de febrero. Destacar que en esta edición hubo menos piezas desiertas en el 2014. Además la casa del pueblo de Puebla de Lillo acogió menos gente que en otras ocasiones lo que hizo que no hubiese pujas interesantes ya que la mayoría de las piezas salieron con el precio de salida.

La subasta se inició con el corzo tipo A que partía con 400 euros y la máxima cifra que alcanzó fue de 650 euros en el cuartel de Isoba. La recaudación final fue de 2.900 euros. El corzo tipo A que salía a 800 euros alcanzó los 1.050 euros en el cuartel de Valdelugueros y la recaudación total de esta especie fue de 5.950 euros. La subasta continuó con el rebeco tipo B que partía con 1.000 euros y su cifra más alta fue de 1.400 euros en el cuartel de Isoba. Fue la especie que más recaudó con 15.750 euros. El único rebeco de tipo B en el cuartel de Valdelugueros que salía a 1.500 euros se fue a los 2.700 euros. Solo en este momento de la subasta se puso de manifiesto el interés por una pieza. Las hembras de rebeco que salían a 400 euros, se fueron a 1.050 en el cuartel de Valdelugueros un lote de dos hembras, si bien el precio mayor se alcanzó en el cuartel de Cofiñal a 900 euros la pieza.

Los cierzos tipo B se fueron en total a 5.750 euros quedando desiertos cuatro piezas. El valor máximo lo alcanzó un ciervo en el cuartel de Puebla de Lillo a 750 euros. En cuanto a los cinco ciervos de tipo A que partían con 1.200 euros se fueron a 1.500 euros cuatro y el último se quedó en el precio de salida. La recaudación de esta especie fue de 7.200 euros.

La batidas de jabalíes suelen dejar buenos momentos en las subasta pero este año no estuvo nada animada y quedaron cinco sin puja. El precio de salida fue de 1.000 euros y la mayor cifra se alcanzó en el cuartel de Puebla de Lillo a 1.050 euros. El total solo logró 6.050 euros. La única becada que salía a 300 euros quedó desierta.

Las piezas que han quedado desiertas, cuatro batidas de jabalíes, un corzo y cuatro ciervos, pasarán a la subasta en Internet en el web de la Junta.

También te puede interesar…

SANTOS CAZA apuesta a ganador

SANTOS CAZA apuesta a ganador

Desde que hace un par de temporadas Miguel Ángel Santos arrancara su proyecto cinegético SANTOS CAZA, el trabajo ha...

0 comentarios