La RFEC resalta el papel fundamental de los cazadores en la vigilancia sanitaria en la fauna silvestre en las jornadas ‘Nuevas tecnologías de alerta temprana de enfermedades compartidas y zoonosis’

23/09/2018

 

 

20 de septiembre de 2018

La Real Federación Española de Caza organizó con la Fundación Vet+i, el Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA-CISA) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), la jornada «Nuevas tecnologías de alerta temprana de enfermedades compartidas y zoonosis», que reunió a más de cien expertos en el sector y en las líneas de investigación relacionadas, para ahondar en la importancia del diseño de estrategias para la alerta temprana de las enfermedades compartidas con ganadería y zoonósicas en la interfaz fauna silvestre-ganadería, encuentro que tuvo lugar el pasado 13 de septiembre en el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (COLVEMA).

La inauguración del evento corrió a cargo de Beatriz Muñoz, subdirectora general del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y de Santiago Andrés, presidente de la Fundación Vet+i. Ambos destacaron la importancia de fomentar la colaboración y el compromiso de todos los agentes vinculados. La Sra. Muñoz también señaló la necesidad de una mayor búsqueda de sinergias e intereses compartidos entre los agentes, factor clave en el desarrollo de una asistencia sanitaria correcta, así como la importancia de «seguir conociendo detalles de estas poblaciones silvestres (temas sobre ecología, diagnóstico, nuevas tecnologías de alerta temprana de sus enfermedades, etc.). Esto ayudará en la prevención de las enfermedades”. 

Juan Pascual Herrera, de la Real Federación Española de Caza, presentó las actividades que la entidad está llevando a cabo, y como éstas están estrechamente relacionadas con la vigilancia sanitaria en fauna silvestre. Pascual destacó el papel que desempeñan los cazadores en la gestión sanitaria de los ecosistemas y el control de poblaciones, incidiendo en el potencial que el colectivo cazador supone a la hora de detectar de forma temprana patologías en fauna cinegética y no cinegética, aportar informaciones, censos, datos y muestras de forma continua gracias a su trabajo diario a pie de campo, al tiempo que constituye un voluntariado muy numeroso y activo para esta vigilancia sanitaria, sin olvidar los beneficios globales de la caza en el desarrollo rural y el equilibrio de los ecosistemas.

Asimismo, se contó con la presentación de Fernando Esperón y Miguel Ángel Jiménez, ambos investigadores miembros del INIA-CISA, acerca de los nuevos retos del Grupo Operativo y los objetivos que se pretenden lograr mediante sus líneas de actuación. Sus palabras instaron a los asistentes a entender que la detección temprana de las enfermedades favorece a que éstas se controlen. “Cuanto antes conozcamos una emergencia sanitaria, antes podemos actuar y obtener beneficios en el control de la misma”, indicó Miguel Ángel Jiménez. Por su parte, Fernando Esperón instó a llevar a cabo una vigilancia más activa, señalando que en muchas ocasiones el tiempo transcurrido desde la detección del problema hasta que la muestra se analiza en laboratorio es exacerbado, se necesita agilizar el proceso interno y la vigilancia, otro de los principales retos del Grupo Operativo, “la alerta temprana se tiene que basar en la vigilancia activa”. 

 

Por su parte, Luis Romero, jefe del área de Epidemiología de la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del MAPA realizó una ponencia sobre las enfermedades compartidas en animales silvestres y domésticos en España, defendiendo la importancia que juega esta relación en el mundo sanitario y económico de nuestro país. Algunos de los temas tratados en su ponencia fueron, por ejemplo, el trabajo constante por una mejor seguridad sanitaria (tanto en animales domésticos como en fauna silvestre) y la relación entre las exportaciones y la sanidad animal, dos entes aparentemente dispares, pero que, como ha señalado el Sr Romero: “Sin sanidad animal no hay exportación”. La sanidad animal es un factor clave para abrir nuevos mercados y conseguir mantenerlos. Además, añadió: “Es importante dirigir la vigilancia al riesgo”.

Tras una pequeña pausa networking, Mariana Boadella, miembro del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (SABIO) & Sabiotec, expuso las líneas de investigación abiertas en cuanto a enfermedades compartidas y zoonosis para los animales silvestres.

El evento continuó con las aportaciones de la propia Fundación Vet+i, a cargo de la directora gerente María Jaureguízar, en favor de la disponibilidad de tecnologías y recursos para hacer frente a los objetivos de los grupos operativos. Para concluir este evento, Felipe Vilas, presidente del COLVEMA, clausuró la jornada comentando: “Como veterinarios es nuestra obligación resolver los problemas de sanidad animal y es necesario un plan de sanidad para la fauna silvestre integrado con los programas ganaderos.

Finalizó así otra nueva jornada en la que se comentan los estudios y avances en la optimización de sistemas de alerta temprana y detección de enfermedades, así como el intento por mitigar las repercusiones, mejorar la vigilancia en sanidad animal y conseguir impulsar el uso de tecnologías innovadoras.

Esta actividad se encuentra dentro del grupo operativo “Nuevas tecnologías de alerta temprana de enfermedades compartidas y zoonosis entre fauna silvestre y doméstica” @FAUNsan, del que la RFEC es miembro. 

También te puede interesar…

0 comentarios