La media veda comienza bien en León.

16/08/2022

La Federación de Caza de Castilla y León ya había advertido que la media veda de la codorniz se preveía «floja» por las condiciones climatológicas, marcada por una extrema sequía y las altas temperaturas. El inicio de la media veda ayer 15 de agosto ha confirmado esas malas perspectivas y solo se salvó la provincia de León y alguna zona «muy puntual» de Burgos, donde los cazadores pudieron cobrarse varias aves. En el resto de la Comunidad, apenas se vio caza y fue raro encontrar aficionados con más de tres perchas en el cinturón.

La sequía dificulta la vida de todos los animales.

El presidente autonómico de la Federación de Caza, Santiago Iturmendi, aseguró a la Agencia Ical que el intenso calor que ha caracterizado todo el verano, unido a la falta de precipitaciones, ha hecho muy difícil la vida de los animales, tanto cinegéticos como no.

«Han sufrido muchísimo por lo que no es de extrañar que las aves se hayan ido a zonas más frescas como la Cordillera Cantábrica e incluso otros países de Europa», aseveró. Y es añadió que las condiciones climatológicas que ha tenido la Comunidad hacían complicado que las aves criaran y salieran «adelante» las polladas, por lo que muchas de ellas se quedan «por el camino».

León es la excepción.

Iturmendi apuntó que León ha sido la provincia que se ha salvado, sobre todo en la zona de montaña, pero sin llegar a ser algo parecido a otros años. «Me han dicho que aquí ha habido perchas aceptables, por encima de las diez», precisó. En todo caso, el número máximo de piezas a cobrar por cazador y día está fijado en 25 ejemplares para la codorniz. También se han podido cazar algunas codornices en determinadas zonas de la provincia burgalesa. Además, en los lugares donde se permitía la caza del conejo, donde hay muchos y causan daños a los cultivo, se pudieron oír disparos de escopetas.

«Se veía venir y lo habíamos comprobado cuando se circulaba por los caminos antes de la apertura de la media veda pero la pasión por cazar nos hacía ilusionarnos», aseveró. Los días hábiles para la práctica de la caza en la media veda son los martes, jueves, sábados, domingos y festivos de carácter nacional y autonómico.

Ante el mal debut con la codorniz, los cazadores deben esperar hasta el 25 de agosto, fecha en se podrá cazar la paloma torcaz y la paloma bravía, porque son especies que crían más tarde. En este caso, hay mucha cantidad, tal y como se puede comprobar en las ciudades. La siguiente fecha a tener en cuenta en el calendario será octubre con las perdices. «Esperamos que para entonces haya llovido por que cuanta más humedad tenga desde ahora, mejor sobreviven las polladas», explicó Iturmendi.

Fuente: leonoticias.com

También te puede interesar…

Montería en Puntal Bajo

Montería en Puntal Bajo

Vente a cazar a la finca Los Puntales, mancha Puntal Bajo, finca de dehesa, con un encinar privilegiado que abastece...

0 comentarios