Publicado el

La campaña de la Federación Española de Caza y Fundación Artemisan recauda más de 45.500 euros a beneficio del proyecto ‘Cáritas ante el Coronavirus’.

La campaña de recogida de fondos a beneficio del proyecto ‘Cáritas ante el Coronavirus‘, puesta en marcha por la Fundación Artemisan y la Real Federación Española de Caza, ha recaudado un total de 45.561 euros, gracias a las donaciones de federaciones, asociaciones y empresas del sector cinegético, así como de cazadores a título individual. 

La iniciativa, que se puso en marcha el pasado día 31 de marzo, arrancó con las aportaciones de 5.000 euros de cada una de las entidades promotoras, a las que se sumaron colaboraciones de las distintas Federaciones Autonómicas de Caza del país, de sociedades y peñas de cazadores, entidades como Mutuasport, el Real Club de Monteros, empresas -como ONCA, que ha destinado parte de las ventas de sus mascarillas- y numerosos particulares

Para la campaña se creó una cuenta bancaria específica, que se ha cerrado una vez realizada la transferencia a Cáritas Diocesana. Además, se ha puesto a disposición de la entidad benéfica el certificado del banco con el total de ingresos y transferencias, así como la cancelación de la cuenta, para total transparencia. 

A lo largo de estos meses se han recibido donaciones tanto a través de transferencias bancarias directas como a través de la plataforma de pago seguro habilitada en la web de Fundación Artemisan. Todas ellas están reflejadas en el certificado emitido y entregado a Cáritas Diocesana

La totalidad de la recaudación se destinará al proyecto ‘Cáritas ante el Coronavirus’, que tiene como objetivo trabajar para acompañar a las personas que están sufriendo de la forma más intensa la crisis del coronavirus: personas mayores, sin hogar, dependientes que viven en soledad, etcétera.

Gracias a este proyecto se están cubriendo las necesidades de más de 2.600 personas mayores en residencias y centros de día, las de más de 6.000 mayores en sus domicilios y las de más de 40.000 personas sin hogar. 

Anteriormente se realizó una primera transferencia de algo más de 35.000 euros para colaborar en la primera fase de la emergencia, para adquisición de material de protección, material sanitario y alimentos no perecederos, entre otras cuestiones. Ahora se ha transferido la cantidad restante para seguir cubriendo las necesidades de una crisis que todavía no ha acabado. 

La Real Federación Española de Caza y la Fundación Artemisan dan las gracias a todas las personas y entidades que se han sumado a la campaña.

Una vez más, los cazadores han vuelto a demostrar su compromiso y su solidaridad, no solo con esta iniciativa, sino en las numerosas acciones que se han llevado a cabo desde el sector cinegético, en general, para luchar contra la COVID-19, con donaciones de material, desinfecciones y recogida de fondos, entre otras muchas.