Finalizó la temporada montera en Extremadura

17/02/2015

 

Más de cuatro meses de sueltas, carreras y lances en los montes, dehesas y riberos de las provincias de Cáceres y Badajoz, han llegado a su fin esta pasado fin de semana, tras abrirse la temporada en el clásico fin de semana de la festividad de El Pilar, allá por el ya lejano mes de octubre de 2014. Una temporada montera con buen balance en lo que a capturas se refiere, y donde finalmente las recovas pudieron salir a montear tras meses de incertidumbre.

 

La temporada comenzó con muchas dudas por las nuevas normativas en materia de trabajo que obligaban a los rehaleros a darse de alta como autónomos para desarrollar su actividad. Finalmente la misma semana de la apertura, el conflicto quedó desbloqueado, y con un campo que presentaba un aspecto sensacional debido a las muy tempranas lluvias, soltaron colleras y fueron sucediéndose las monterías por toda la región.

 

La otoñada resultaba excelente, y exceptuando el calor de las últimas semanas de octubre, se pudo montear a lo largo del ciclo montero bastante bien. El frío acabaría haciéndose muy patente al terminar enero y comenzar febrero.

 

Las poblaciones cochineras se han recuperado notablemente tras el bajón de la pasada temporada, las cochinas criaron mucho mejor, y los jabalíes aparecieron por lo general en las citas en las que se les esperaba. Se notó incluso cierta recuperación en Monfragüe, aunque no de manera notable, y continúan casi desaparecidos en la frontera portuguesa del Tajo Internacional, donde las buenas monterías cochineras de antaño, ya no se dan, y ahora son las reses las protagonistas.

 

Así los venados siguen colonizando nuevas zonas y asentándose en otras, la calidad media no ha sido inferior a la de años anteriores, incluso ha podido subir algo en algunas comarcas. Algo muy alejado de lo ocurrido en otras zonas monteras -por ejemplo en las sierras andaluzas de Andújar y Cardeña-Montoro- donde las cuernas de los venados sufrieron un notable bajón, tras una mala primavera. Sin embargo si cabe reconocer, que en algunos lugares bajaron algo los números en lo que a venados presentados en las juntas se refiere.

 

Por su parte gamos y muflones, siguen también llegando a nuevas zonas donde antes no eran conocidos, y poco a poco van haciéndose protagonistas.

 

Las monterías más renombradas, agotaron este año los puestos, y quizás se note cierto repunte en el sector, algo que agradecen las organizaciones profesionales de caza. Cabe destacar la buena temporada de Monteros de Sopetrán -consolidando y superando cifras del ejercicio pasado-, Puebla & Estéllez dio también grandes monterías, sigue en la brecha Cinegética de Álcántara, y se va haciendo su hueco Explotaciones Cinegéticas Caurienses, entre otras.

 

El punto más amargo de la temporada vino marcado por el fallecimiento de Juan Carlos Prieto, conocidísimo capitán de monterías del grupo de Monteros Battue. Fueron muchos los extremeños y no extremeños que acudieron durante varias temporadas a las monterías por él capitaneadas, y son muchos los amigos que ya lo echan de menos.

 

Con todo esto, y destacando este hecho luctuoso, y algunas imprudencias que acabaron en serios accidentes -el último fin de semana un perrero fue herido en la finca El Hornillo, junto a Herreruela-, a Dios gracias no ha habido el chorreo de accidentes mortales de otras temporadas, que sin duda era incomprensible e inadmisible para la comunidad montera extremeña.

 

Si las lluvias acompañan en los próximos meses, seguro que la temporada venidera de 2015-2016 será positiva en la Tierra de Conquistadores, luego organizadores, rehaleros, perreros, monteros, y porque no decirlo, también administración; tienen que poner de su parte para que así sea. En Todomontería.com, estaremos para contarlo.

 

F. J. L. M.

16 de febrero de 2015

También te puede interesar…

Rececho de corzo oro

Rececho de corzo oro

Esa época en la que se puede disfrutar de la caza del corzo en celo es un auténtico contraste con el celo de otros...

0 comentarios