FEDEXCAZA financiará cuatro proyectos de investigación centrados en la recuperación de la caza menor.

01/03/2021

La Federación Extremeña de Caza financiará en los próximos años cuatro nuevos proyectos de investigación centrados en la recuperación de la caza menor. Se trata de las iniciativas seleccionadas de entre las 17 presentadas a la línea de ayudas a la investigación cinegética de FEDEXCAZA, dotada con 300.000 euros para los próximos tres años.

En concreto, y según ha decidido un comité técnico independiente, serán proyectos desarrollados por el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF), Neobeitar S. L. y, de manera conjunta, Grupo Ecohábitat Ibérico S.L. e INTROMAC y Fundación Artemisan.

De esta manera FEDEXCAZA da un paso decisivo en su apuesta por impulsar la investigación y la innovación en el sector cinegético. Se trata de una convocatoria que supone un hito dentro del sector cinegético, y son ayudas financiadas íntegramente con fondos propios de la Federación.

El presidente de FEDEXCAZA, José María Gallardo, ha destacado la importancia de estos cuatro proyectos, “que se centran en el gran problema de la caza en Extremadura, con iniciativas que apoyarán la recuperación de la caza menor en la región”.  Así, ha insistido en la necesidad de que las entidades del mundo de la caza continúen trabajando en esta línea como ya vienen haciendo, “porque está claro que si nosotros no trabajamos para recuperar la caza, si nosotros no investigamos para mejorar la gestión cinegética, nadie lo va a hacer por nosotros”.

 

LOS PROYECTOS

El primero de los proyectos seleccionados es el denominado “Valoración del uso de elementos innovadores en la alimentación de especies de caza manor”, con el que Neobeitar S. L., empresa extremeña, pretende comprobar el efecto beneficioso de dos ingredientes o aditivos innovadores en la alimentación que se administra a la caza menor (la proteína de insecto y los postbióticos), así como su relación con enfermedades como la mixomatosis y la Enfermedad Hemorrágica del Conejo. Se desarrollará en un año.

Por su parte, el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF) analizará “Los fitosanitarios y las enfermedades como factores reguladores de las poblaciones de lagomorfos silvestres”. Se trata de un proyecto que durante dos años determinará el nivel de exposición a fitosanitarios de poblaciones naturales de liebre y conejo y su papel en la dinámica poblacional, al tiempo que evaluará si la exposición a estos fitosanitarios aumenta la susceptibilidad y/o virulencia de enfermedades víricas, “lo que representaría un efecto sinérgico en la merma de las poblaciones silvestres de medios agrícolas”.

El tercer proyecto está presentado por INTROMAC y Grupo Ecohábitat Ibérico S.L.. En este caso proponen un “Investigación encaminada a favorecer la conservación de ecosistemas de alto valor ecológico a través del diseño de nuevas infraestructuras para mejorar la cría de conejo silvestre en campo”, lo que denominan “Proyecto Majano”. El objetivo es “crear un prototipo de vivar para la cría de conejo en campo que permita favorecer la conservación de ecosistemas de alto valor ecológico a través de la conservación y recuperación del conejo silvestre”, así como presentar “diseño y materiales avalados por una investigación científica”. Esta investigación se desarrollará durante dos años.

En el caso de Fundación Artemisan, desarrollará durante tres años el proyecto “Efecto del control de predadores generalistas en las poblaciones de caza menor y otras especies”. El objetivo es mejorar el conocimiento sobre el efecto del control de predadores generalistas en las poblaciones de caza menor y otras especies (aves, comunidad de predadores), “separándolo del efecto que pueda tener el hábitat”, ya que “no hay consenso en la comunidad científica sobre si el control de predadores generalistas por sí solo es apropiado”. 

 

 

 

También te puede interesar…

0 comentarios