Monterías en Sevilla, Pasión Morenas
Monterías en Sevilla, La Jara
Publicado el

Empezamos la temporada general y ¡lo primero, la seguridad! Recordemos que la prudencia es nuestra mejor compañera de jornada.

 

 

12 de octubre de 2019

Como cada año cuando acaba de comenzar o está a punto de iniciarse una nueva temporada general de caza en nuestras distintas comunidades autónomas, desde la Real Federación Española de Caza queremos volver a recordar a todos los cazadores esta serie de medidas básicas de precaución y seguridad durante las jornadas cinegéticas. 

Insistimos en la importancia de recordar a los cazadores que lo primero es siempre la seguridad y, por eso, la RFEC recomienda:

– Revisa que tienes en vigor la documentación requerida para cazar (de cazador, armas y perros) y llevarla durante la jornada.

– Ten un especial cuidado si utilizas para cazar armas de fuego:

  –Sigue al detalle las normas de manejo y transporte de las mismas, así como de su munición.

  –Conoce a fondo sus características, la munición que carga, su manejo y prestaciones, y comprobar que está en óptima condiciones de uso.

  –Llevar enfundada el arma hasta el momento de iniciar la jornada y tras finalizar ésta.

  –Siempre descargada antes de comenzar la propia acción de caza.

  –No pierdas nunca de vista el arma y en los momentos de descanso que esté siempre inactivada.

  –No la dejes apoyada contra un árbol, un coche o un muro: puede caerse más fácilmente de lo que pensamos.

  –Si cazas en mano, nunca lleves el dedo en el gatillo o con el seguro quitado mientras caminas: si tropiezas puedes disparar  el arma accidentalmente.

  –Si portas el arma con correa, llévala en bandolera, nunca cruzada, y apuntando al cielo.

  –Dispara únicamente cuando la pieza sea perfectamente visible, de forma que la trayectoria del disparo esté libre de cualquier obstáculo, para evitar rebotes, y comprueba que “se entierre” el tiro, sobre todo en caza mayor.

  –Presta la máxima atención en el momento del disparo, teniendo siempre perfectamente localizados a compañeros y perros, para evitar impactos fortuitos.

  –No peques de exceso de confianza y nunca pierdas el respeto a un arma de fuego. 

– Asegúrate que los perros de caza están en plenas facultades (por ejemplo, evitando en estos primeros días de calor llevar perros demasiado mayores) y no olvides nunca suministrarles agua durante la jornada y algún complemento alimenticio, si hiciese falta. También hay que extremar las precauciones durante su transporte y en los descansos en carretera, no perdiéndoles de vista en ningún momento.

– Lleva un botiquín básico de primeros auxilios para perros y cazadores.

– Comprueba que llevas el móviles y/o la emisora a plena carga.

– Sé generosos con las distancias de seguridad ante personas, bienes, caminos y demás vías públicas.

– Extrema el cuidado y respeto hacia otros usuarios del entorno natural, como agricultores, ganaderos, senderistas, recolectores, ciclistas…

– Viste con alguna prenda de alta visibilidad durante el ejercicio de la caza (pañuelos, brazaletes, gorras, chalecos…).

– Conduce con prudencia durante los desplazamientos por carreteras y, sobre todo, cuando lleves un remolque con perros.

– Procura dejar los vehículos agrupados en una misma zona y, si es posible, vigilados, evitando así accidentes y actos vandálicos.

– En monterías no te muevas nunca del puesto que te han asignado ni antes de que terecoja el postor si el resto de posturas continúan cazando.

– Sigue siempre las indicaciones de guardas, postores y prácticos del coto en el que cacemos.

– Cuida las especies vegetales, tanto agrícolas como silvícolas.

– No dejes nunca rastro de tu paso por el campo (vainas, basura, plásticos…).

– Tras finalizar la jornada, aporta datos de las especies cinegéticas y protegidas a los responsables del coto, para favorecer, de esta forma, la gestión y la conservación.

¡LA SEGURIDAD ES TU PRIORIDAD EN LA CAZA!