El ministro Planas defiende una actividad cinegética sostenible que dinamice el medio rural

Ministro de Agricultura, Luis Planas

21/03/2024

  • El Ministro de Agricultura considera necesario crear espacios de diálogo para que la sociedad conozca mejor la labor del sector cinegético en la gestión de los hábitats y en el desarrollo social y económico de los territorios
  • Para Planas resulta fundamental reducir la brecha entre la ciudad y el campo, que se produce muchas veces por desconocimiento, para lograr un medio rural dinámico, inclusivo y con futuro
  • Asegura que el sector cinegético puede contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible, en los ámbitos donde los cazadores pueden aportar su experiencia y trabajo de campo

 

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, defendió ayer en la conferencia internacional sobre ‘Prioridades para los cazadores europeos 2024/29’ organizada por FACE y RFEC, acercar a la ciudadanía la importancia de la caza sostenible y llevar a cabo una labor pedagógica.

Pidió un esfuerzo conjunto para superar la brecha entre el campo y la ciudad, ante la necesidad de que el medio urbano y los foros de decisión comprendan mejor las circunstancias de las personas que pueblan y dinamizan el medio rural. Planas consideró fundamental reducir esta distancia, que se produce muchas veces por desconocimiento, para lograr un medio rural dinámico, inclusivo y con futuro.

En su intervención aseguró que una caza bien gestionada ofrece beneficios económicos, sociales y medioambientales para la sociedad. Para el ministro, se trata de una actividad tradicional, que ofrece, además, productos de gran valor gastronómico. 

Conocer mejor la labor del sector cinegético

El ministro consideró que la sociedad urbana debe conocer mejor la labor que realiza el sector cinegético para lograr un equilibrio poblacional de la fauna silvestre o mejorar la gestión de los hábitats, así como la importancia económica y social que tiene para algunas de las regiones más remotas o en riesgo de despoblación. A este respecto, pidió al sector cinegético espacios de diálogo que difundan las aportaciones de la caza.

En los últimos años ha habido “un distanciamiento preocupante entre las visiones rurales y urbanas, pero que es más abstracta que real”, según el ministro, quien abogó por “tender puentes”, que pasa por el diálogo, el conocimiento y la comprensión.

Contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible

Precisó que el reconocimiento social de la caza conlleva también la responsabilidad del sector cinegético de contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible del medio rural, en los ámbitos donde los cazadores pueden aportar su experiencia y trabajo de campo.

En particular, aseguró que el sector cinegético es un gran aliado para llevar a cabo el seguimiento y monitorización de determinadas especies de interés, como es el caso de aves tan emblemáticas como la tórtola europea, la perdiz roja y la codorniz.

También valoró su aportación a la gestión de las poblaciones sobreabundantes, tanto desde un punto de vista de la sostenibilidad medioambiental, como para evitar daños en los cultivos o reducir los riesgos sanitarios de la cabaña ganadera.

A este respecto, el ministro destacó la capacidad de los cazadores de constituirse en un primer eslabón de la cadena de vigilancia epidemiológica de determinadas enfermedades animales, comunes entre la fauna silvestre y la ganadería.

Estrategia Nacional de Gestión Cinegética

Para contribuir a que la actividad sea más sostenible, recordó que el ministerio puso en marcha hace dos años la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, elaborada y aprobada por unanimidad por las comunidades autónomas, en cuyo marco se han firmado acuerdos para el avance en investigación, se han recopilado indicadores y se han organizado jornadas formativas.

Fuente: Ministerio de Agricultura

También te puede interesar…

0 comentarios