Denunciado un cazador de 31 años por abatir a un corzo sin autorización en Aylagas

03/08/2018

 

 

thumb image
 
2 AGOSTO 2018. Soria
 

La Guardia Civil de Soria, ha investigado a un cazador de 31 años de edad, con domicilio en Plasencia (Cáceres), como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por abatir un corzo adulto macho careciendo de la autorización del titular del terreno cinegético.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos gracias a la llamada de un vecino de la localidad de Aylagas, el cual participa que varios vecinos de esa localidad habían observado como en un paraje próximo a la citada localidad a una persona se bajaba de un vehículo portando un rifle con un silenciador acoplado y abatía un corzo.

Hasta el lugar de los hechos se trasladó la Patrulla de Seprona de San Esteban de Gormaz (Soria), comprobándose la existencia de un cadáver de corzo macho, por lo que en unión de la Patrulla de Seguridad Ciudadana de Abejar (Soria), se procedió a realizar un apostadero en la zona, con el fin de poder localizar e identificar al autor de los hechos en el momento en que éste volviera al lugar de los hechos a recoger la pieza de caza abatida.

En el transcurso del apostadero se observan por la zona a dos personas a pie, coincidiendo al menos una de ellas, en concreto el supuesto autor del disparo, con la descripción aportada por los testigos que presenciaron el abatimiento del corzo. Por parte de los Agentes, se procedió a la identificación de la persona señalada, el cual comunica a la fuerza actuante haber sido quien ha efectuado el disparo.

Se procedió a registrar el vehículo de esta persona, que tenía estacionado en una localidad cercana, hallándose en su maletero un rifle del calibre 243 enfundado, así como unos prismáticos, tres navajas y munición para dicha arma. Posteriormente se inspecciona la zona cercana al vehículo y se localiza escondido entre unas piedras un silenciador artesanal, el cual se acopla perfectamente al rifle localizado.

Así mismo, se comprueba que el cazador no tiene autorización del titular del coto donde fue abatido el animal ni tampoco porta ningún precinto para ejercer la caza del corzo en ese coto ni en otros terrenos cinegéticos de la provincia.

Se procedió al decomiso del rifle que portaba y del silenciador artesanal al igual que del cadáver del animal abatido, que ha sido entregado a Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León. A la vista de los hechos, se han instruido diligencias por un supuesto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos que han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de El Burgo de Osma.

Igualmente, se ha procedido a denunciar a la persona investigada, ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y ante la Subdelegación del Gobierno en la provincia, por varias infracciones a la normativa de Caza y de Armas respectivamente.

 

También te puede interesar…

0 comentarios