Monterías en Sevilla, Pasión Morenas
Monterías en Sevilla, La Jara
Publicado el

Crónicas de Monte: Valhondo, Los Pastillos y Las Quebradas.

VALHONDO

ORGANIZACIÓN: MONTERÍAS y RECECHOS J.C & A.M

Localidad: Puebla de Don Rodrigo

Fecha: 4-1-2020

P:

RH:

Cupo: libre

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas:

Resultado:  

V: 4

J: 22  (4 navajeros)

H: 1

CRÓNICA de la Montería:

A las 9h se quedó con los monteros y rápidamente se pasaron a comer unas migas para ponernos con el sorteo. A las 9’45h iniciamos el sorteo, pero antes se dijeron las normas para un buen funcionamiento de una montería, y a continuación rezamos por los que ya no están entre nosotros y pedir que pasemos un buen día.

El sorteo rápido y limpio. Todo el mundo sorteó y se dijo si alguien no podía andar para sacarlos en alguna armada donde llegasen con el coche, a lo cual fueron 4 señores pero siempre en sorteo, no de dar sobre en mano.

A las 11’10h estaba todo el mundo colocado y las rehalas soltaron a las 11’40h.

El trabajo de los perros y perreros fue incansable por la cantidad de cochinos que había,  los cuales preferían que los cogiesen los perros a saltar a los cortaderos.

Como está siendo habitual esta temporada, la puntería brilla por su ausencia, ya que algunos puestos fallaron hasta 4 cochinos, varios puestos fallaron 2 venados cada uno, etc., etc.

Bueno lo importante es que la gente se lo pasó bien, aunque alguno se cabrease porque no le entro nada. Pero se debe entender que se está cazando en abierto.

El resultado fue de 22 cochinos, con 4 bocas, 4 venados y 1 cierva.

 

LOS PASTILLOS      

ORGANIZACIÓN: MONTEROS DE SIEMPRE

Localidad: Navalvillar de Pela (BA).

Fecha: 12/01/2020

Puestos: 50

Rehalas: 16

Cupo: Libre

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas: 600

Resultado:  

V: 15

J: 28

CRÓNICA de la Montería:

A las ocho de la mañana citaba a sus monteros Isaac Álvarez en el Hotel las Dehesas de Navalvillar de Pela para tras tomar las características migas repartir los puestos de los que no pudieron asistir al sorteo la noche anterior y repartir las numerosas armadas en las que se dividía la finca de Los Pastillos, que era el punto destino de este día de caza.

Tras las oportunas indicaciones fueron saliendo las armadas de manera diligente y ordenada a esta finca lindera al Ministro y muy cercana a la afamada Ropera en una de las mejores zonas de caza mayor de Extremadura.

Los cazadores partían ilusionados a una jornada que prometía lances a escurridizos guarros en estas indómitas sierras. La mancha cuenta con un monte apretado de jara, madroña, coscoja y chaparros, con tiraderos muy muy cortitos, lo que garantizaba una máxima tensión.

Sobre las once y cuarto se daba la noticia de que se encontraban todos los puestos colocados y tan solo se habían producido un par de disparos antes de que se abrieran los portones de los canes.

La suelta se producía sobre las doce del mediodía y desde este mismo momento y hasta las tres de la tarde fue todo una sucesión de carreras, ladras, monte atropellado y disparos por doquier.

Los peñones fueron los que cerrando la mancha disfrutaron de la mayoría de los lances, con resultados dispares, así Isaías veía como cuatro gamos abandonaban el cazadero sin poder jugar lance con ellos. No fue así una collera de venados de la que se quedó con uno en un lance complicado, como suelen ser todas las posturas de esta finca.

La linde de los veneros estuvo un poco más viuda de caza aunque fue casualmente allí donde se cobró el mejor venado de la montería.

Los monteros permanecieron en tensión durante todo el transcurso de la montería y no se dieron cuenta de que el reloj marcaba las dos y media cuando los perreros ya en los remolques no paraban de llamar a sus guerreros que seguían enfrascados en ladras tras los jabalíes que se resistían a salir de la espesura.

La comida se realizó en el propio cortijo de la finca a donde se sacarían las reses con la inestimable labor de las acémilas, que se emplearon a fondo subiendo y bajando de los peñones para sacar venados y jabalíes que fueron llegando a cuenta gotas a la junta de carnes.

El ser domingo y la final de la supercopa hizo que los monteros menos afortunados abandonasen la finca muy pronto, pero aun así, la mayoría aguantaron apara recoger sus trofeos y contemplar el plantel final que se conformó ya entrada la noche.

Quince venados y veintiocho jabalíes con cuatro bocas entre ellos se cobraron finalmente en este magnífico día de Monteros de Siempre por las indómitas sierras Extremeñas.

Fte: Carlos Casilda Sánchez.

 

LAS QUEBRADAS    

ORGANIZACIÓN: EL RINCON CINEGÉTICO

Localidad: Talaván (CC).

Fecha: 11/01/2020

Cupo: Libre

Tipo Finca: Abierta

Resultado:  

V: 14

G.1

J: 34

CRÓNICA de la Montería:  

El pasado sábado, 11 de enero, dábamos la segunda montería del 2020, con la ilusión y confianza de obtener los buenos resultados que siempre nos ofrece esta magnífica finca “LAS QUEBRADAS”, una finca cercada en los riberos del Tajo, con amplios cortaderos, de frondoso monte de jara y carrasca de encina. Donde los cochinos encuentra el hábitat ideal. La finca está ubicada en el término de Talaván (Cáceres).

A las 8.30 de la mañana estaban citados los monteros en el  bar de la piscina de Talaván, donde les esperaba las  típicas migas extremeñas y un café calentito, ya que la mañana despertó fría debido a las bajas temperaturas, típicas en estos meses de enero y febrero. Tras el desayuno y dar las pertinentes normas de seguridad se procedía al sorteo de puestos,  exceptuando una armada de sopié, todos de traviesas.

La montería se celebró sin incidentes destacables y con un tiempo que dejó hacer. La mancha cumplió sobradamente con las expectativas en lo que a venados y cochinos  se refiere, cobrándose 14 Venados, 1 Gamo y 34 Jabalíes (6 Bocas) que fueron los protagonistas de la montería. No pasó lo mismo con los gamos, de los que se esperaba arrimar alguno más. Ya que se habían vistos algunas pelotas  y con varios machos de buen porte. El plantel se completó con varias hembras  de gestión.

Se cazó a una mano, desde el ribero hacia la llana, ida y vuelta. Durante toda  jornada el tiroteo y ladras fueron constantes,  se contabilizaron más de 300 tiros. A eso de las tres de la tarde, con la vuelta de las recovas a los puntos de suelta  y con el toque de caracola, se daba por finalizada la montería.   En una tarde soleada,  fueron llegando los monteros al catering. La mayoría,  con cara de satisfacción y con ganas de contar los lances vividos. A Las cuatro de la tarde ya estaban todas las reses en la plancha, dispuestas para las fotos de los monteros. Siempre gusta tenerla para recordar y contar los lances a los amigos.

Cerramos esta crónica  destacando el buen trabajo de las rehalas, guías y postores. Una vez más, se dejaron la piel para el disfrute de los monteros. También destacar  el buen hacer de todo el personal de cocina, ya que gracias a ellos pudimos degustar un fabuloso almuerzo, poniendo el broche de oro a esta magnífica montería.

Fte: Carlos Casilda Sánchez.