Crónicas de Monte: Herdade do Defensa y Castillo de Viñuelas

13/12/2017

HERDADE DO DEFENSA

ORGANIZACIÓN: PEÑA MONTERA HISPANOLUSA

Localidad: Portugal

Fecha: 10-12-2017

P: 33

RH:

Cupo: J libre

Tipo Finca:  Abierta

Nº Has. Monteadas

Resultado: 

J: 51     

CRÓNICA de la Montería:

¡Y llegó el día que nos merecíamos!

El trabajo siempre tiene su recompensa aunque a veces en la caza deslucen los grandes esfuerzos en nada que te descuidas. Hemos vencido y ESTÁ ES LA HISTORIA PARA NUESTRA HISTORIA.

Como sabéis que siempre vamos de frente, queremos empezar pidiendo disculpas por no medir el sitio del desayuno y comida, lo que creó alguna que otra incomodidad para nuestros monteros, y por el retraso general en los compases de la montería que provocó que terminásemos bastante tarde.

Muchos sabéis que fue desde bien temprano una intensa carrera de obstáculos para nosotros, armadas que tuvieron que dar un rodeo grande, cancelas que estaban cerradas, una suelta de rehalas con incidentes que obligaban a la organización a lidiar vacas y volver a coger los perros…

Menos mal que lo mejor estaba por llegar, y con un día aguantado de agua pero con viento, pudimos dar comienzo a todo un festival.

Treinta y tres eran las posturas que cerraban está mancha que casi nos agota en esfuerzo, tiempo y dinero, pero que a boca llena podemos decir que ha merecido la pena.

Las armadas Alqueva y do Polanco se ponían las botas sin perros en el campo, apuntando el contador más de 70 detonaciones en apenas 50 minutos, una barbaridad tratándose de cochinos. Está claro que el viento oeste influyó y mucho su huida hacia esa zona donde disponían las puertas de unos excepcionales tiraderos de cortos testeros.

El espectáculo sólo estaba en la introducción, y cuando llegaron los perros del Conejo, Manuel y Ricardo,  Venancio y sus compañeros, mudos nos quedamos todos, despacito y a compás con la prisa en el cuerpo, pero con la calma en la cabeza y de la mano, agarraban, remataban, y sacaban guarros de mata en mata.

Tiros hasta perder la cuenta, muy por encima de los 200, y soñando puestos como el de Juan del Pino con 4 jabatos abatidos o el de José Luis con 5, varios de 3, muchos dobletes y algunos de hasta 9 lances venían a certificar que el trabajo previo había sido fino de verdad.

Algunos puestos no tiraron y es que la caza no quedó repartida por igual condicionada por el vendaval que despistaba el oído de los perros para situarse dentro de sus recovas. Los fallos, y también la zona más apretada de zarzas, sirvió de refugio para muchos jabatos que se escaparon de la quema por listos y porque merecen estar ahí para otros años. Esa es la esencia de la caza señores.

Con un resultado final de 51 jabalíes abatidos por los puestos y algunos más por los perros, dábamos por concluida una jornada en la que el que más y el que menos tiene una página para contar por mucho tiempo.

Gracias de corazón a cuantos quisieron acompañarnos en este día del que estamos especialmente orgullosos, en especial a la propiedad por abrirnos su casa, a Manuel, Ricardo y su familia, a todos los rehaleros, a Miguelito Escala por rematar tantos cochinos, a los toreros Ángel, Adrián, Sr Aparicio, Manuel León, Joaquín, Roger, Juanma y a todos los que con lluvia, en la noche con linterna en mano, hicieron posible que sacáramos casi todo.

Ha sido un verdadero placer.

 

 

CASTILLO DE VIÑUELAS

ORGANIZACIÓN: MANCHA IBÉRICA

Localidad: Madrid

Fecha: 3-12-2017

P: 25

RH:

Cupo: J libre + 5 Gh

Tipo Finca:  Cercada

Nº Has. Monteadas

Resultado: 

J: 57 ( 7 navajeros- 2 medallas)        

H: 122

CRÓNICA de la Montería:

DIVERTIDA MONTERÍA A JABALÍES Y GAMAS EN EL «CASTILLO DE VIÑUELAS»

El pasado sábado, día 3 de diciembre, era una fecha muy esperada por nuestra organización, dado que nos disponíamos a organizar una montería en la prestigiosa finca del «Castillo de Viñuelas». Finca sita en el término municipal de Madrid, ocupando su extremo noroeste, dentro del espacio natural protegido del Soto de Viñuelas, integrado en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

La mañana amanecía fresca, pero con una temperatura idónea para practicar la caza. Citamos a los cazadores a las 8:45 horas en la propia finca, donde les estaba esperando un magnífico desayuno, en el espectacular salón del pabellón de caza, dentro del castillo.

Sobre las 9:40 horas empezamos con el sorteo de los 25 puestos que iban a ocupar la mancha a cazar, no antes sin comunicar las normas de la montería y recordar las medidas de seguridad a todos los cazadores. A pesar de ser una finca cerrada de unas 3.000 hectáreas aproximadamente, íbamos a cazar una mancha grande de la finca, lo que hacía que pareciera una montería en una finca en abierta.

Desde antes de la suelta de las rehalas, ya se podían escuchar algunas detonaciones de los rifles de los cazadores, dado que todos los puestos además de poder abatir jabalíes sin cupo, podían abatir 5 gamas por puesto.

La caza estaba muy repartida, haciendo que todos los cazadores pudieran disfrutar de varios lances durante todo el día, habiendo puestos que llegaron a tirar más de 8 jabalíes, otros abatiendo 4 o 5 jabalíes. Debemos de destacar el gran trabajo de las rehalas, guías, secretarios, y en especial a la guardería de la finca, haciendo un excepcional trabajo de campo.

Más del 90% de los cazadores pudieron disfrutar de varios lances a los jabalíes, dado que la mancha que cazamos estaba repleta de jabalíes.

A las 15:30 horas, con el sonido de las caracolas de fondo, se dio por concluida la montería. Terminado el ojeo, los cazadores se dirigían hacia el castillo, donde les esperaba una fabulosa comida, mientras que los animales abatidos iban llegando a la junta de carnes.

El resultado final de la montería fue de un plantel de 57 jabalíes (7 navajeros, 2 posibles homologaciones) y 122 gamas para los 25 puestos.

También te puede interesar…

0 comentarios