Crónicas de Monte: Asiento del Farrapo y Soria

23/11/2017

ASIENTO DEL FARRAPO

ORGANIZACIÓN: PUEBLA & ESTELLEZ

Localidad: Valencia de Alcántara-CC

Fecha: 31-10-2017

P: 52

RH: 15

Cupo: 2V+ J

Tipo Finca:  abierta

Nº Has. Monteadas 550

Resultado: 

V: 18         

J: 18  (5 Navajeros-2 br)      

H: 10

CRÓNICA de la Montería:

En el corazón de la sierra de San Pedro, cazamos la castiza finca del Asiento del Farrapo.

Aunque la finca cumplió, en otras condiciones climatológicas los resultados hubieran sido mejores, siendo las expectativas algo mayores para las reses. Cochinos había bastantes y cumplieron sobre todo en calidad, abatiéndose cinco navajeros, dos de segura homologación.

Destacar el puesto de D. Tomas Julio Gómez con dos bonitos venados y el mayor de los cochinos, y el de D. Jesús Campos, que abatió un buen venado y pinchó otro.

 

SORIA

Sociedad de Cazadores Segontia

4/11/2017.

Localidad: Soria

Finca Abierta.

Resultado:

J: 7

Crónica de la montería

A veces ocurre lo inesperado, ¡incluso que llueva!.

Hoy tocaba encontrarnos con todos los monteros que formamos la sección de monterías en Segontia, con nuevos saludos con algunos que no estuvieron en la anterior. También fue momento de dar unos fuertes abrazos a dos compañeros de caza que han perdido en estos días a uno de sus seres queridos, tanto KiKo “Capablanca” como Alvaro, nuestro amigo “taxidermista”. Es por ello por lo que deseamos Que Descansen en Paz y nos sirvan de guías de vida y en nuestras jornadas de caza desde lo más alto del cielo.

Una vez desayunados y sorteados los puestos, las armadas se dirigieron al monte mirando al tiempo, puesto que estaba lloviendo y parecía que toda la mañana iba a ser pasada por agua, que, aun siendo molesta para los lances en el campo, es más que necesaria por su escasez esta temporada. A esta mancha, a pesar de estar en Soria, la salida de las armadas se organiza igualmente desde Sigüenza, dada que la distancia al cazadero es similar al resto de citas.

Esta montería, como cada año, crea mucha expectación, y más a sabiendas del estado de la mancha indicado por Román (nuestro guarda) durante las últimas semanas, de hecho, así estaba el monte de rastros:

A pesar de saber la cantidad de maíz que se dispensaba en los comederos preparados al efecto, y que desaparecía con rapidez, los jabalíes el día de autos no estaban donde creíamos. Siendo éste un monte muy llano, en el que un suspiro mueve la caza, cuando ya transcurrida media hora desde la suelta no se habían oído muchos disparos, todo hacía presuponer que las capturas no iban a ser muy numerosas.

La forma del monte, bastante rectangular, nos dio pie a soltar a una cara, desde la zona más oriental a la más occidental de la mancha, donde se cerraba la montería. Un total de seis armadas se habían colocado en el monte.

Al poco tiempo de comenzar uno de los pocos cazadores afortunados, Ernö, se pudo hacer con un bonito navajero tras ser capturado a continuación por los canes. Enhorabuena Ernö, tanto por el lance como por la afición que te trae desde tan lejos para cazar con nosotros.

La montería siguió prácticamente sin disparos, con algunas ladras sueltas y varios agarres inusuales dado que se produjeron en cada punta de la mancha y sobre animales sueltos.

Entre una cosa y otra, y sin mojarnos, la montería llegó al final. Una vez recogidas las armadas volvió a llover con ganas, como si los dioses de la lluvia hubieran decidido perdonarnos la caladura por la jornada cinegética aciaga, y aguantar un par de horas más lo que habían esperado tantos meses sin hacer.

Tan sólo siete jabalíes capturados, eso sí, todos machos solitarios entre 70/80 kilos, la mayoría retenidos por los perros más uno encontrado al día siguiente comido por los buitres. Igualmente, no se dejó ver ningún venado ni cierva. Todo inusualmente extraño y alejado de las expectativas.

Analizando lo ocurrido y consultado con los alrededores, se han corroborado varios avistamientos de lobos nada frecuentes por la zona, circunstancia que puede dar algún sentido a lo ocurrido, ya que la mancha estaba despoblada tanto de los ciervos como de las piaras de jabalíes que comían las semanas previas a la cita, quedando en el monte únicamente algunos cochinos grandes, que, confiados, hicieron frente a los perros.

Recogidos ya en Sigüenza dimos cuenta de unos exquisitos garbanzos “pedrosillanos” ecológicos “Despelta” con callos por cortesía de Carlos Moreno y preparados con el buen gusto de la “Mari”. Agradecidos.

Nos volveremos a ver el próximo día 18 de noviembre.

También te puede interesar…

0 comentarios