Crónicas de monte: Dehesa Tararira, La Dehesa y El Avellanar

10/01/2024

Os dejamos reseñas de las monterías celebradas recientemente en Dehesa Tararira, La Dehesa y El Avellanar. ¡Enhorabuena a todos!.

DEHESA TARARIRA

ORGANIZACIÓN: LANCES DE ALTAMIRA

Localidad: Ávila

Fecha: 7-1-2024

P: 65

RH:

Cupo: Libre

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas:

Resultado:

V: 1

J: 31

CRÓNICA de la Montería:

Dehesa Tararira.

Esta montería da a demostrar que las cosas se pueden complicar mucho sobre la marcha, pero que el trabajo de meses y la dedicación hacen que la caza tome sus querencias y encames. Que el trabajo y la constancia dan sus frutos.

Una montería que a priori se cazaba el 8 de diciembre se aplazó, pues a mi compañero Juan Gabriel le dio un infarto que por poco nos deja sin él.

En esta ocasión tuve que hacerme cargo de mantener el estado de la finca, y si era posible mejorarlo durante el tiempo de recuperación de Chiqui Hontanares.  Manos a la obra, maíz a tutiplen y tranquilidad.

Las bañas estaban tomadas, pero milagrosamente con el paso del tiempo fueron tomando mejor color y mejorando exponencialmente en consumo de maíz y spas de barro rojo.

Definitivamente ¡había que cazar yaaa!

Así se lo hice saber a mis Lanceros, y con su habitual respuesta, todos a una, se fijó el 7 de enero para cazar.

Nos presentamos a una semana de la montería y resulta que el vecino se le ocurre cazar la linde de Tararira .

Muy oportuno por su parte y muy casual. En fin, hay gente que actúa así y van de señores…

Ya con la interrogación de si continuar o no, no quedaba otra que revisar cámaras y esperar que la caza comiera.

Así fue, y el jueves avisé a todos que la finca bullía aún más, si era posible.

Reunión en Ramacastañas. Cazamos con 65 puestos.

Sorteo lento gracias a los agentes forestales que apuntaron DNI, puesto y cazador, uno por uno.

Soltamos tarde, con pocas rehalas, pues la mancha tiene poco monte, así que no queríamos que saliera todo de golpe y que se diera una montería entretenida.

Los guarros empezaron a salir en distintos puntos de la mancha.

Tiros sueltos se escuchaban en los extremos. Poco a poco llegábamos a los encames principales y empezaron a brincar cochinos por todos sitios y muy repartidos.

Puestos que habitualmente no cumplen, tiraron varios guarros. Monteros con tres cochinos en el suelo y una constante ladra en esta preciosa finca avileña.

Finalmente se cobraron 31 jabalíes y 1 venado que se mató contra un alambre.

Digno resultado pero corto, pues se falló bastante otra vez. Y es que los guarros son nuestra asignatura pendiente, amigos.

Gracias a Victor Arenas por su ayuda en todo, a Aitor y a Morretes  por su implicación con las rehalas. A mi amigo Roberto Rodrigo Arce por acompañarme y ayudarme hasta el final, y a todos los que nos ayudaseis a sacar adelante esta montería  de supervivencia.

 

 

LA DEHESA

ORGANIZACIÓN: S.D. CLUB MONTEROS LOS INDEPENDIENTES

Localidad: Valverde del Camino-H

Fecha: 7-1-2024

P:

RH:

Cupo: Libre

Tipo Finca: Aierta

Nº Has. Monteadas:

Resultado:

J: 6

H: 10

CRÓNICA de la Montería:

En el día de ayer pudimos reunir en la junta de carnes 6 jabalíes y 10 ciervas de gestión. Felicitamos a Fernando Herrezuelo por sus cuatro jabalís.

Lo mejor de todo, el buen rato que echamos entre todos.

 

EL AVELLANAR

ORGANIZACIÓN: SDCyP SEGONTIA

Localidad:

Fecha: 2-12-2023

P: 49

RH: 7

Cupo: Libre

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas:

Resultado:

V: 4 (2 oros)

J: 32 (5 navajeros)

H: 5

CRÓNICA de la Montería:

OTRA MONTERÍA INOLVIDABLE

Con renovadas ilusiones, recibíamos al mes de diciembre con una de las monterías esperadas por los monteros de Segontia. Se trataba del Avellanar, un monte no excesivamente grande, para lo que por aquí acostumbramos, pero muy querencioso para la caza.

De mañanita, comenzaba el ritual montero. Estábamos citados a las 9 en el campo de Tiro, y poco a poco fueron llegando todos los cazadores. Mientras dábamos cuenta de las migas y los cafés, se iba haciendo el sorteo.

Las armadas como siempre, salen ya desde el desayuno dispuestas a ser colocadas por los postores en la mancha correspondiente. Ningún socio se quiso perder la cita y los puestos a sortear fueron 49.

El monte es un pinar de pino resinero con mucha cobertura de sotobosque y broza donde se encaman los cochinos. Está limitado por las vías del AVE y por una carretera, quedando la mancha enmarcada dentro. El sorteo fue ágil, y las 8 armadas con las que se cerró la mancha salieron muy pronto.

Una pequeña incidencia en la de Raúl, a quien uno de los puestos se le quedó despistado en el campo de tiro, hizo que a pesar de ser la primera que había de estar colocada, se demorara algo y otras adelantaran su colocación.

A eso de las 11 ya estaban entrando postores y puestos al monte, y nada más hacerlo, ya empezaron a moverse los cochinos. ¡Qué buen presagio suele ser el movimiento de animales sin haber tocado los perros el cazadero!

Esa pequeña demora en la entrada en la mancha de la que se suponía la primera armada en colocarse provocó que por ahí intentaran salirse los cochinos. Justo al llegar el postor a su lugar, tres cochinos intentaban salirse del monte. El postor salió a la carrera voceando para meterlos de nuevo, y lo consiguió con dos, pero otro se salió.

Ya para entonces se estaban oyendo detonaciones por otros lugares del monte. La excitación iba en aumento. Todas las armadas se habían colocado rápidamente. Los lances se sucedían mucho antes de entrar los perros. La mancha, como se preveía, estaba cargada de caza.

A eso de las doce se soltaron los perros, y nada más hacerlo comenzaron las ladras. Las siete rehalas que cazaron esa mañana se distribuyeron en dos sueltas que irían al encuentro, con cinco rehalas cazando de Noroeste a Sureste y dos en sentido contrario. Los cochinos eran empujados por los perros hacia las posturas, que con más o menos acierto disfrutaban de lances de manera ininterrumpida. Había movimiento en todas las armadas, y raro fue el puesto que no vio caza.

En esta mancha, además de los jabalíes, podíamos disfrutar también del cervuno, ¡y vaya si lo hicimos! A media mañana por las emisoras ya se cantaban elogios de un par de venados enormes que habían sido capturados. Luego podríamos comprobar sus verdaderas dimensiones, ¡una barbaridad!

Pero la montería continuaba, y una vez las rehalas de ambas sueltas se encontraron vuelta para atrás. Si bien es cierto que hubo más movimiento al principio de la montería, los lances se produjeron hasta el momento en el que los perros entraron en los carros, pues algunos cochinos se mantenían entre los espesos brezos y jaras del monte y si los canes no daban con la cama estos no se levantaban.

A las tres se dio por concluida la montería. Era hora de recoger puestos y comprobar resultados. Los postores iban reportando datos y estos cada vez eran mejores. Bien es cierto que como siempre, la suerte va por barrios, y la lotería no lleva boletos premiados para todos.

Durante toda la mañana sopó un viento del Noroeste, y las armadas al Este parecieron más afortunadas. Los cierres de Cobertelada y El Ceño tiraron mucho, y bastante bien. De entre ellos destacó el puesto de Borja, que se hizo con un venado que a la postre arrojaría más de 200 puntos además de con un cochino. Otro venado de características similares fue abatido por David. Menudos ejemplares. Enhorabuena, amigos, un recuerdo sin duda imborrable. El tener manchas así de cuidadas y en las que tan sólo se cace el día de la montería de vez en cuando nos arroja sorpresas agradables como estas.

Otros puestos también disfrutaron de lo lindo, que se lo pregunten a Ignacio, quien abatió un bonito venado y un cochinete, en dos lances que inmortalizó para el recuerdo y que luego bromeaba con el tamaño de su ciervo en comparación con los monstruos que lo acompañaban. Marcelino, Pedro, Juanjo, nuestro querido y más veterano montero, Manolo… y muchos otros capturaron cochinos, aunque si alguien destacó por su suerte y buen hacer fue Enrique quien se hizo con cuatro marranos, uno de ellos con una buena boca y con un ciervo. Menuda mañana.

La expectación era grande entre los monteros quienes mientras comían comentaban los lances y esperaban ver los animales capturados. No tardaron mucho en llegar las reses a la Junta de carnes. El resultado de una memorable montería fueron 32 Cochinos, 5 de ellos bocas, 5 ciervas y 4 venados, con dos oros inmensos y preciosos.

Desde la organización de Segontia queremos dar nuestra más sincera enhorabuena a todos los participantes, desde guardería postores, resacadores y rehaleros, hasta a los monteros, por su buen hacer, su compromiso con la Sociedad a la que pertenecen y su exquisito comportamiento con compañeros y amigos con los que compartimos jornada tras jornada para poder disfrutar de días tan exitosos como este y de otros que con resultados no tan llamativos reafirman la pasión por la caza y el compromiso con esta Sociedad de un grupo humano del que estamos absolutamente orgullosos.

También te puede interesar…

0 comentarios