Publicado el

CRÓNICA EL MANCHO- Sierracaza

SIERRACAZA PONE EL BROCHE DE ORO CON GRANDES JABALÍES

Cerraba Sierracaza su espectacular temporada el pasado 15 de febrero cazando en Ávila la finca Mancho Verde, un cercado de 300 has que es un auténtico fortín para los grandes jabalíes, que encuentran en ese bosque de monte y jaras entrelazadas el mejor aliado para plantarle cara a perros y podenqueros, que sólo a fuerza de sangre, sudor y lágrimas pueden doblegar a los impresionantes navajeros que alberga la mancha y hacerlos salir hacia las escopetas, las cuales expectantes, no dan crédito cuando ven la calidad de los cochinos que logran abatir.

Espectacular jornada montera que empezó la noche antes en el Parador de Oropesa, donde se concentraron la gran mayoría de los 20 puestos que participaban al día siguiente en esta gran montería, y disfrutaron de una distendida cena para, acto seguido, retirarse a velar armas soñando con los grandes jabalíes de Mancho Verde.

Tras la fabulosa noche de hermandad, y sin apenas poder conciliar el sueño, el sábado amanecía en Oropesa con una intensa niebla, que por fortuna fue desapareciendo a medida que la comitiva de todoterrenos se acercaba a la finca, llegando a esta con un día totalmente despejado y un sol radiante para satisfacción de organizador y monteros.

Tras degustar las exquisitas migas con las que siempre nos recibe Cencerra, se procedió al sorteo de los 20 puestos y fueron saliendo las armadas. Primero La Central y La Plaza,  y luego El Buho, La Solana y El Espía.

Ya había advertido Antonio Gómez, responsable de Sierracaza, que se esperaría un tiempo prudencial antes de soltar las primeras rehalas, y que luego estas se irían soltando escalonadamente para intentar tener siempre perros frescos que hicieran levantar los guarros de sus encames y hacerlos salir de sus enmontadas trincheras, pero pasada más de media hora, con los monteros colocados en sus posturas, el ambiente de rifles era más bien escaso, por  lo que se dio orden de soltar colleras y con los guerreros en el monte comenzó la fiesta.

Ya para entonces la armada de La Solana tenía un buen número de jabalíes abatidos y puestos como el nº 1, el nº 2 o el nº 4 tenían el cupo hecho, con algunos jabalíes de auténtica categoría, como en el caso del nº 4, que de los 3 navajeros cobrados dos han dado oro con 118,92 puntos y 2,7 de grosor,  y 111,45 puntos y 2.6 de grosor respectivamente.

¡Una auténtica barbaridad!.

Y de esta forma, con los canes y los podenqueros dejándose la piel entre aquella maleza impenetrable (¡que grandísimo trabajo el suyo!), el organizador sufriendo de lo lindo por lo difícil que estaba resultando sacar los cochinos del monte y arrimarlos a las posturas, y los monteros sin perder detalle con el corazón en la garganta, fueron pasando las horas hasta que a las tres y media de la tarde se dio orden de terminar la montería.

Por desgracia la caza no estuvo todo lo bien repartida que deseábamos todos y se concentró principalmente entre las armadas de El Buho y La Solana, que estuvieron a carga y descarga durante todo el día, ( 11 jabalíes abatidos entre 3 puestos tras tirar 21 en El Buho y 19 jabalíes cobrados entre 4 puestos en La Solana tras tirar 23 guarros,  mientras que por los últimos puestos de La Central la caza escaseaba y flojearon puestos como el 6, 7 y 8 de esta armada, que estuvieron a verlas venir mientras que en el nº 1 de esta armada se cobraban 7 cochinos. La caza es así de caprichosa.

Por su parte el único puesto de La Plaza se hacía con 6 jabalíes, con 3 navajeros y uno de ellos excepcional, y el puesto del Espía cobraba 5 marranos, con 2 navajeros, uno de ellos medalla.

Ya en la comida la cara de satisfacción y felicidad de los monteros delataba que el plantel iba a ser importante. ¡Y vaya si lo fue!.

En un santiamén se formó un espectacular tapete de 91 jabalíes, con 35 navajeros, entre los que destacaban una docena larga de trofeos que darán metal y muchos de estos, metal alto, pues la anchura de las defensas y la longitud de estas eran impresionantes.

La satisfacción de monteros y organización era evidente. Mancho Verde había sido un monterión, el fin de fiesta soñado por todos

De esta forma, Sierracaza pone broche de oro, con los grandes jabalíes como protagonistas, a una temporada donde los éxitos y los grandes resultados se han sucedido jornada tras jornada.

Enhorabuena a organización y monteros, y GRACIAS  a rehalas y podenqueros por el gran trabajo que realizaron, ya que se dejaron literalmente la vida para poder alcanzar este gran triunfo. Felicidades y hasta la próxima temporada.

FICHA DE LA MONTERÍA:

EL MANCHO

ORGANIZACIÓN: SIERRACAZA

Localidad: Candeleda ( Ávila)

Fecha: 15-2-2020

P: 20

RH:

Cupo: 6J

Tipo Finca: Cercada

Nº Has. Monteadas: 300

Resultado:  

J: 91 ( 35 navajeros- 12 medallas)