CRÓNICA LA MOÑA- CD Monteros de Encinasola

15/11/2020

El cervuno protagonista del día.

El pasado 14 de noviembre convocaba el Club Deportivo Monteros de Encinasola a sus monteros para batir la mancha La Moña, en Cumbres de San Bartolomé, Huelva, una de las zonas más enmontadas de la finca abierta Campillo Bajo.

Primer fin de semana tras permitirse la movilidad entre provincias y municipios en Andalucía para practicar cualquier modalidad de caza mayor, y primer día de montería sin desayuno, sorteo, comida y junta de carnes para la organización de Paco Berjano y Antonio Boza, que cumplieron a rajatabla las medidas impuestas por la Junta de Andalucía y realizaron un excelente trabajo de organización antes, durante y después de la batida.

Así, dos días antes se realizó el sorteo de los 35 puestos y cada montero recibía la notificación del mismo así como la documentación necesaria para poder acudir a la montería, cuya cita era a las 9:30 h en el carril de acceso al coto.

Tras organizar las armadas, estas salieron con celeridad bajo una llovizna que desde la noche anterior estaba regando aquellas bonitas sierras, y que junto a los bancos de niebla que se veían sobre la mancha a cazar tenían en vilo a organización y monteros. Pero apenas llegaron las primeras posturas a sus cierres la llovizna cesó y la niebla se disipó, quedando un día extraordinario para el  monteo, con una temperatura y un suelo ideal para el buen trabajo de las rehalas.

A eso de las 12:45h soltaros colleras y comenzaron a cazar lentamente aquellas sierras. El primer tiro, con pinta de carnicero al no repetir, se había escuchado a las 12:10 h de la mañana y hasta la suelta de rehalas poco mas.

Con los perros batiendo monte la cosa se animó, y durante la primera hora de monteo se escucharon una veintena de lances, para luego hacerse más espaciados y completar otra docena en la segunda hora de caza.

Las ladras y los tiros que se escuchaban, la mayoría de ellos solitarios o doblando disparo como mucho, cantaban que el cervuno era el protagonista del día, no oyéndose esa algarabía y ese tiroteo que se forma cuando el lance es a jabalí, por lo que la cosa apuntaba a que de guarros la mancha estaba más bien cortita.

A eso de las tres menos cuarto de la tarde las recovas llegaban a los últimos puestos del cierre del Manzano y frente al nº 7 levantaban un buen venado que se las apañó para escabullirse entre la frondosa arboleda hasta llegar al viso y vaciarse de la mancha camino del perdedero sin poder ser tirado por las posturas. El nº 6 y el nº 7 pudieron percatarse de la importante cuerna del animal, que al momento fue tirado por dos puestos del cierre junto al cortijo, en plena dehesa, saliendo indemne de ambos lances. Ahí queda para otro año.

Quien sí tuvo suerte fue Alfonso Aguado, que pudo quedarse con el bonito venado que tiró en el nº 3 de la armada de Paco Berjano. Matías Domínguez también hizo los deberes y cobró otro bonito venado en el nº 3 del Carril de la Moña, al igual que Rafael Sevillano, que cobró otro venado en el nº 6 de esa armada tras un lance maravilloso.

Manuel García también disfrutó de un buen día de caza en La Moña, ya que tuvo un puesto de gran tiradero en el que le cumplieron dos venados, quedándose con uno de ellos y pinchando el otro, que era según dicen un “aparato”.  En los próximos días intentarán cobrarlo, pues el animal logró huir.

Algo parecido ocurrió en el puesto nº 3 de la Linde Aliserilla, donde tiraron dos venados, uno se cobró y el otro se fue pinchado a la finca colindante, siendo cobrado por las rehalas  a unos 200 metros.

Por la mañana, entrando los primeros cierres, pudieron ver una tropa de ciervas saliéndose de la mancha, acompañadas de dos venados, uno de ellos impresionante. Un venado de los que se ven pocas veces en fincas abiertas. Y en cuanto a cochinos, aparte de los dos o tres que se tiraron, un gran verraco se pasó en la armada de La Moña entre el puesto nº 2 de Eduardo y de Iván Ruíz, al que no pudieron tirar por estar en línea con el puesto compañero en el momento de verlo.

Poco después tocaban caracolas y se daba por concluida la jornada, volviendo los monteros hacia sus domicilios sin poder ver la junta de carnes y comprobar en la lonja el resultado final de la montería, que fue finalmente de 11 venados y 5 ciervas, destacando algunos venados bonitos de montería.

Llama la atención la falta de cochinos en la mancha, pues apenas se jugaron 2 o 3 lances a jabalíes, cuando esta zona es muy querenciosa para los cochinos y siempre dan muy buen juego en las monterías. De hecho se esperaban cobrar al menos 10-12 guarros. No sabemos si el cambio de tiempo de la noche anterior y la lluvia los hizo cambiar de encames, pues rastros frescos había bastantes. La caza en abierto es así.

Enhorabuena a Monteros de Encinasola por la buena organización y felicidades a los monteros afortunados. Nos vemos en la siguiente.

FICHA DE LA MONTERÍA

MONTERÍA: CAMPILLO BAJO-LA MOÑA

ORGANIZACIÓN: CD MONTEROS DE ENCINASOLA

Localidad: Cumbres de San Bartolomé-H

Fecha: 14-11-2020

P: 35

RH: 15

Cupo: V+J

Tipo Finca:

Nº Has. Monteadas:

Resultado:  

V: 11

H: 5

 

  

También te puede interesar…

0 comentarios