Publicado el

Crónica El Campillo- El Moro ( Monteros de Encinasola)

 

MONTERÍA: EL CAMPILLO

Mancha: EL MORO.

Término Municipal: Encinasola (HU)

Fecha: 24/01/2015

ORGANIZACIÓN: MONTEROS DE ENCINASOLA.

 

 

P: 38

RH: 20

Cupo: Libre

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas: 400 ha.

 

 

Resultado:  

V: 08

J:  09

Cv:  35

 

Tres "novios" en la montería Fin de temporada

Finalizaba la temporada Monteros de Encinasola cazando en la mañana del 24 de Enero la mancha del Moro, dentro de la finca El Campillo.

Todo transcurrió con total normalidad, los saludos correspondientes, las ilusiones que cada uno se pone en casa cuando se levanta y llega al desayuno, y sobre todo cuando llega el sorteo.

Tras el mismo, la partida de las armadas a la finca, cosa que ocurrió sobre las diez de la mañana. Un pequeño contratiempo con las autoridades impidió montar con normalidad uno de los cierres, lo que provocó que varias pelotas de reses abandonaran el cazadero impunemente, pero ahí estarán para el año que viene.

Una vez cerrada la mancha, sobre las doce y media se daba suelta a los canes, que afanosos salían de los remolques y no tardaban mucho en dar con los primeros venados. En suertes me había tocado el uno del cierre de Las Lanchuelas, desde allí partieron también las rehalas, por lo que únicamente me cabía esperar la caza de vuelta.

Se podían escuchar tiros repartidos por las demás armadas, la nuestra, de momento, en silencio. Así se mantuvo hasta que pasadas las dos de la tarde los perros empujaban un cochino, que era herido por el ocupante del cuatro y agarrado por las rehalas. Poco después, otro cochino era abatido en el cinco. La cosa se ponía interesante.

Había ladras, y venían hacia nosotros. Todavía dio tiempo a jugar tres lances mas a cochino en la armada, fallándolos todos. A mi puesto únicamente una cierva con su gabata y un vareto fueron empujados por los perros y vinieron a verme, abandonando el cazadero por mi posición. Poco después se producía el levantamiento de las armadas.

El cochino de la jornada lo abatía Abraham Vázquez Castilla en el número uno de la Traviesa de los Pinos. Un tremendo macareno que se tiró toda la mañana a las espaldas de Pipe, quien ocupaba el número dos, pegándole a todo perro cuanto osaba molestarlo en el encame. Finalmente rompió y fue abatido por nuestro montero.

Así que con esas, partimos hacia la comida, donde disfrutamos una vez mas del mejor de los ambientes. Además, hoy había novios, no uno, tampoco dos, sino tres. Tres novios sí. Don Manuel Vázquez Romero, conocido por “Manolito”, consiguió abatir un venado, estrenándose como montero, como también lo hizo, pero con una cierva Don Justo García, natural de Badajoz, quien acudía a su primera montería, “menuda puntería”. Y el remate fue para Guadalupe Preciado Blanco, que cazó ella solita, un ramillete de ciervas, cinco, nada más y nada menos, como para escaparse.

Así, tras terminar de sacar las reses, concretamente 8 venados, 9 jabalíes y 35 ciervas, se conformó el jurado, compuesto por Paco Berjano como juez, acusación particular el amigo Becerra, el fiscal defensor de Manuel Vázquez fue Rafa Navino, de Justo García el amigo Jose Cándido y de Guadalupe, bueno, lo de Guadalupe era causa perdida.

El verdugo, como no, Julián, de Rehalas Sahína, y una vez celebrados los juicios, se declararon culpables a los acusados, quienes después de soportar alguna perrería, debieron invitar a los fresquitos.

La jornada, se extendió así hasta bien entrada la noche, despidiendo de una inmejorable manera la temporada:  Haciendo afición.

Carlos Casilda