CRÓNICA EL CHAPARRITO I- Monterías Riquelme

05/12/2020

Sorprendieron los muflones y los venados.

Era 25 octubre y llevamos ya varios meses preparando la  montería de la que para nosotros es ya nuestra casa, “El Chaparrito”.

Incalculable el número de horas, incalculable la comida echada, incalculable el cariño que tanto yo como todo mi equipo habíamos puesto en lo que según íbamos viendo iba a ser la mejor montería jamás dada en El Chaparrito. (Y así fue pero de reses)

Teníamos muchísima ilusión, pues veíamos grandes jabalíes, bonitos venados, e  incluso algunos muflones. Más de los habituales. Todo hacía indicar que sería un gran día de caza para todos, y con ese objetivo convocamos a los monteros que debían cubrir las 25 posturas con las que habitualmente cubrimos el cazadero.

 El estado de la mancha hacía recordar la segunda montería de la temporada pasada, donde más de medio centenar de jabalíes y un gran número de bocas conformaban junto a algunos venados un plantel antológico en esta finca que sin duda es el buque insignia de Jesus Riquelme, y no porque sea la mejor que otras de su programa, sino porque es la que trabaja con todo su equipo y mima los 365 días del año por tenerla en  la puerta de casa.

Metidos ya en faena, uno de los factores más importantes que afectaría al desarrollo de la jornada cinegética sucedía durante la semana anterior a la montería, donde se sucedieron fuertes precipitaciones en la zona, con más de 200 litros en apenas 48 horas, que literalmente vaciaron la mancha de jabalíes…pero la suerte estaba echada y todo el trabajo de tantos meses no podía quedar en  nada.

Los días posteriores a la lluvia fueron desoladores, ya que veíamos como los comederos no tenían la misma actividad que la semana anterior, sin embargo la ilusión la cobrábamos de nuevo al ver la existencia de grandes muflones y algún venado de buen porte que parecían tranquilos, ajenos a toda preocupación que teníamos respecto a la partida, buscando encames más cálidos, del 80 % de los jabalíes que albergaba la mancha.

Aunque lo más acertado hubiese sido posponer la montería a otra fecha, no había otra opción que montear… Sabíamos de muy buena tinta que sería la última montería que se iba a realizar de forma inminente, ya que el presidente de la Junta de Andalucía confirmaba horas más tarde el cierre perimetral de todos los municipios de Andalucía y de la propia Comunidad autónoma, por lo que de forma inminente la caza se vería truncada por un nuevo estado de alarma de forma temporal y sin fecha para la vuelta.

Tras un sorteo en la puerta de la nave de aperos de la misma finca, realizado con todas las medidas COVID respecto a seguridad sanitaria, era la hora de que los 25 puestos marchasen a sus posturas.

Mientras se colocaban las armadas el tiroteo era ya incesante,  pues con el trasiego de vehículos las primeras reses corrían por la mancha y los muflones empezaban a dar juego.

En el nº 1 del Río, tras salirse una gran pelota de muflones por su espalda sin que pudiera verlos, yéndose de la mancha, Antonio Leal consiguió hacerse con un bonito muflón.

En Los Chirrinos, en el mismo puesto que el año pasado se quemaron las pestañas con los jabalíes, este año cumplieron los cervunos. Guillén conseguían hacerse con un bonito venado, Jesus Agenjo consiguió abatir el venado de la montería (que con seguridad se meterá bronce), y Manolito Bayo, Miguel Valiente e Hipólito Cabrera hacían lo propio jugando lances y cobrando varios venados bonitos. Todo esto antes de soltar y faltando aún la Traviesa del Pantano por montar.

Santi era el primero en ponerse en su postura, y pese a ser uno de los monteros de España con más experiencia y buen hacer en el monte, los nervios y ese veneno que da la montería eran latentes cuando el postor le señalaba una piara de muflones con dos o tres espectaculares, y con una sola bala consiguió hacerse con el que parecía mejor. Nuestro amigo tuvo un puesto de ensueño donde le cumplieron más de una veintena de muflones y al menos 15 jabalíes, cobrando 8 jabalíes con uno rubio espectacular que se ha metido en oro, y con el pelaje de invierno, digno sin duda de los mejores salones de caza del mundo.

Mientras tanto, Gonzalo Ramírez con su compadre Manuel jugaban lances una y otra vez a una piara de jabalíes que tenía encamada frente a su puesto, arrancándole una preciosa boca y seis jabalíes más a la piara en un magnífico puesto en el que a última hora le cumplieron además varios muflones, abatiendo uno de categoría.

Fernando Iniesta desde que llegó a la postura se encontraba enterrado en jabalíes, pues cayó en la zona donde se concentró la mayor parte de ellos después de las lluvias. Fernando conseguía hacerse  con varios jabalíes y también con dos muflones, uno de ellos que pensaban que no habían alcanzado y que Jesus Riquelme le indicaba que lo había visto caer una vez traspuso de su tiradero, y que se acercasen que seguro que estaba allí, como así fue.

Francisco, acompañado de Juanma, cámara de Sol Montero, disfrutaba sin duda de uno de los puestos de su vida abatiendo un muflón con la rosca perfecta y muy grueso, que le faltará muy poco para plata. Cerró su puesto con 3 jabalíes.

El televisivo Antonio Tejado, amigo de Riquelme, junto a su hermano, disfrutarían de un puestazo que fue una de las atracciones del sorteo. Justo después de que su hermano cogiera el puesto hizo las delicias de los allí presentes por su forma de ser y por su sentido del humor, y se hizo varías fotos con varias de las personas asistentes a la montería, pero eso sí, guardando las medidas de seguridad. Antonio disfrutó como siempre, pero este era un día especial, pues abatió un jabalí con una preciosa boca a cuchillo, que tenían agarrado los perros de Manolito “El Campi” y que al alimón evitaron más daño a los canes que se llevaron algún corte que otro. Su hermano, pleno de felicidad, abatiría su primer muflón en montería tras jugar lance a otros 3, y en el tiro más difícil de todos consiguió hacerse con ese gran trofeo. Cuatro jabalíes más cerraron su puesto.

Muchos lances más se jugaron por toda la mancha, como el muflón que tiró Jesús Melgarejo, que en esta ocasión dejó los zahones y a sus perros en casa para coger el rifle; Rafael Puebla, que jugó 2 lances a venados, 2 a jabalíes y otro a muflón, solo cobrando este último. El amigo Antonio Alcaide, en la torreta, uno de los mejores puestos de todos los años a jabalíes, solo pudo rematar un venado a Guillén.

La montería cumplió sin dudas con un resultado muy satisfactorio y más del doble de lo que esperábamos en muflones y venados, pero sin embargo con la mitad de jabalíes de los que esperábamos. Un sabor agridulce por la calidad y la cantidad de muflones pero por la ausencia de al menos una veintena más de jabalíes. 

La caza es caza y por eso nos gusta tanto. Influyen muchísimos factores y uno de los más importantes, sin duda, es la climatología, y en esta ocasión nos pasó factura respecto a los guarros, pero quizás no hubiésemos cogido tantas reses de pelo dentro de la mancha.

En la losa, bajo una lluvia torrencial, ya con la noche caída, llegaba Juan Antonio, Damian y Carlos con las últimas piezas abatidas. La noche nos había cogido como siempre allí, en una de las manchas más difícil de sacar de todo nuestro programa, pero ellos seguían bregando y colocando animales aunque ya el plantel estaba formado y filmado. Era hora pues de facilitar el trabajo de don Pepe Polo, veterinario de confianza y uno más de Monterias Riquelme.

Muchas son la personas que han colaborado para que El Chaparrito, en uno de los días más  complicados por la meteorología de días anteriores, no haya sido un fracaso, y eso ha sido gracias a muchas personas, pero de algunos en especial que cabe destacar como Juan Antonio y Carlos, que junto con Pedro “el Torero”  han tenido que tomar responsabilidades cuando no les pertenecían, y han puesto esfuerzo, dinero, y sacrificio sintiendo esto como suyo. Hay que agradecer también a Alberto, el Guarda, que ha estado al pie del cañón siempre que ha podido con su hermano Fonso.

Es de agradecer también el trabajo del que ha sido mi mano derecha desde hace ya 3 años, José Mari “Pelino“, que por una causa o por otra no ha podido estar el día de la montería y por supuesto que lo echamos en falta. 

La Empresa de Seguridad DAMJE, encabezada por Jesús López y Damián, que como siempre están al pie del cañón, junto a Manolito Palma, que como siempre vela por el cuidado de la mancha.

Mario Lopa, Juan Carlos Lopa, Juan Alberto, Agustín, Coco… y una lista muy larga conforman todos los que han puesto su granito de arena.

Resultado final con 25 puestos y 21 Rehalas: 33 jabalíes -3 bocas (1 Oro), 15 muflones (3 Bronces) y 15 venados (1 Bronce).

Pueden ver el vídeo de la montería pinchando en el siguiente enlace:

https://youtu.be/nZpJj2XqQY8

FICHA DE LA MONTERÍA

MONTERÍA: EL CHAPARRITO

ORGANIZACIÓN: MONTERÍAS RIQUELME

Localidad: H

Fecha: 25-10-2020

P: 25

RH: 21

Cupo: libre

Tipo Finca: Semicercada

Nº Has. Monteadas: 500

Resultado:  

V: 15 (1br)

MF: 15 (3 br)

J: 33 (3 navajeros-1 oro)

Gracias a todos por confiar en Monterías Riquelme. Seguimos.

También te puede interesar…

GESCAZA. Programa 2022/23

GESCAZA. Programa 2022/23

La organización jienense GESCAZA ha vuelto a actualizar su programa montero para esta nueva temporada 2022/23 y hace...

0 comentarios