Monterías en Sevilla, La Jara
Monterías en Sevilla, Pasión Morenas
Publicado el

CRÓNICA ALPIEDRAS I- Isaías Espinosa

 

ISAÍAS DEBUTA CON PUERTA GRANDE EN ALPIEDRAS

Había mucha expectación por ver que pasaba este año en Alpiedras, la finca estrella del programa en abierto de Isaías Espinosa que el pasado año pinchó, levantando muchas ampollas y alguna que otra polémica por su corto resultado en ambas monterías, lo que sin duda le ha pasado factura para esta primera montería de la temporada, que no llegó a completar hasta el mismo día de la cita.

Pero Alpiedras es mucha Alpiedras, y los que confiamos ciegamente en esta finca y en el equipo de campo de Isaías Espinosa, estando además Jacinto de por medio en el cuidado y preparación de la mancha, sabíamos que más pronto que tarde la mancha volvería a sus números habituales y la montería a sorprendernos con la extraordinaria calidad que siempre ha tenido y que la hizo merecedora de un Premio Todomontería hace un par de temporadas, como una de las Mejores Monterías en Abierto de España.

¡Y vaya si ha respondido!. ¡Ya me lo venía advirtiendo el organizador semanas antes de la cita: “No pongas nada en Todomontería, pero vamos a dar en Alpiedras un monterión de aúpa, ya veras!. ¡Voy a dejar a mis monteros boquiabiertos!. Dicho y hecho.

Así, el pasado sábado 19 de octubre era precisamente Alpiedras la finca elegida por el joven organizador onubense para debutar esta temporada con su organización.

Muchas caras nuevas en la junta matutina que se hizo a las 8:00 h de la mañana en el polígono industrial de Rosal de la Frontera, y que congregó a 42 monteros alrededor de un buen perol de migas hechas con la buena mano y sabiduría del personal de nuestro amigo Diego Álvarez, del catering DIALMO. Otro que contribuyó a la fiesta en esta jornada para el recuerdo.

Saludos y abrazos entre los monteros conocidos, y bienvenida a los nuevos monteros que probaban fortuna con Isaías Espinosa en este primer día de caza de su calendario.

Ilusión y nervios a partes iguales en una mañana que amaneció lluviosa y con temperaturas ya propias del otoño, y que tenía a todos los asistentes mirando al cielo deseosos de que amainara para poder montear tranquilos y sin lluvia.

Tras el buen desayuno vino el sorteo de puestos, en el que se recordó las normas de seguridad y las características de la montería. Cupo libre a venados, jabalíes, ciervas y muflones machos, de los que se venía viendo una piarilla en las proximidades de la armada de Medioambiente.

Sorteados los puestos, se le dio rápida salida a los cierres, y acto seguido hacían lo propio las traviesas. Para entonces ya había dejado de llover, pero las previsiones volvían a dar agua a partir de las tres de la tarde, cosa que sucedió a pies juntillas, por lo que tuvimos una mañana extraordinaria para el monteo, con algo de viento y fresca, pero magnífica para cazar.

Y ya en la mancha comenzó el festival de tiros. Yo, desde el cierre de Los Alpendes, en una punta de la mancha, no tenía fortuna, pero estaba maravillado con el tiroteo que no paraba de oírse por todas partes. ¡Menuda montería!. Ya a última hora le jugué un lance a un venado, pinchándolo, y no le pude echar el rifle a otro que pasó como un misil por la caja del barranco que tenía a mis pies, pero pude sumarme a la fiesta con estos dos lances que pusieron mis pulsos a mil. Como a mil estaba la mañana, que ya había pasado con creces los 450 tiros.

Mejor fortuna que yo tuvieron Diego Ramón en el nº 4 de El Pilar, cobrando 2 venados y 2 jabalíes; Michael Baones en el nº 7 de Medioambiente, con 2 venados y 3 cochinos abatidos, Agustín Borrero en el nº 1 de Los Pinos, con 2 venados; Fanel Cristea con el mismo resultado en el puesto vecino; Juan Antonio Borrero, con otra collera de venados en el nº 3 de La Casa, Juan del Pino con otros 2 venados, uno de ellos metal, en el nº 4 del Carril Central; Juan Miguel Castillo, con un gran venado de 21 puntas y fallando el guarro de su vida en el nº 3 de esa misma armada, o Manuel de la Rosa, con 5 venados y un buen cochino cobrados en el nº 6 de Medioambiente. Y así muchos otros hasta completar un plantel de 43 venados, la mitad de buen porte y algunos medalla, 19 cochinos, con varios navajeros, uno de ellos metal, y 21 ciervas. ¡Ahí es nada!.

A las 14:52h Isaías me enviaba un whatsup que decía: “Alpiedras vuelve a ser Alpiedras”. Sobran más comentarios.

La cara de felicidad del personal al llegar a la comida no hace falta describirla. Aquello era una auténtica fiesta y más aún cuando empezaron a llegar semejantes venados y se formó el plantel de reses que se formó. ¡Que espectáculo!… ¡Y recordamos que es una finca ABIERTA!. Impresionante ver esa media de trofeos y muy contento porque en el plantel apenas había una veintena de ciervas a pesar de estar estas a cupo libre. ¡Así se hacen las cosas!. Enhorabuena a los monteros por su sabia elección y su compromiso con la caza. Matar las ciervas que se han venido matando y que se matan aún en algunas monterías es una auténtica VERGÜENZA!. Pero gracias a Dios, aquí había MONTEROS e imperó el sentido común. ¡Chapó por todos ellos!.

Con semejante día de caza, la comida fue una fiesta y la tarde gloriosa a pesar de la lluvia, que volvió a recuperar protagonismo, pero que nos dejó montear como Dios manda.

La jornada no pudo salir más redonda. Los monteros habían disfrutado de una MONTERÍA de las que hacen época, Alpiedras había recuperado el sitio y el prestigio que siempre tuvo, e Isaías Espinosa había debutado en la temporada cortando cuatro orejas y dos rabos, saliendo por la Puerta Grande.

Pero este éxito, que hace historia en la finca y en la montería de la Sierra de Huelva, tiene nombre y apellidos. Y aparte de Isaías, que siempre creyó en Alpiedras y siguió apostando por ella cuando todos ( o casi todos) la ponían en duda, hay nombres y hombres que se han dejado el alma para conseguir lo que ayer se consiguió en esta montería, por eso este triunfo es de ellos: de Benito, de Manuel, de Paco, de Samuel, de Juanmita, de Francisco, de Maikel y del resto del equipo de campo de Isaías Espinosa, de las rehalas convocadas, que se vaciaron en la mancha, …pero sobre todo es el éxito de una persona: de JACINTO MARTÍNEZ, que ha sufrido mucho este pasado año por los malos resultados de la pasada temporada, y que se ha dejado el cuerpo y el alma para que Alpiedras, su Alpiedras, recuperada el honor y el sitio perdido. Hombres como todos ellos, y en especial como Jacinto, son los que hacen GRANDE nuestra montería.

Yo no tuve fortuna y me vine bolo a casa, pero disfruté de un gran día de montería y fui testigo del triunfo de un montón de buenos amigos, de lo cual me alegro como si fuera el mío. Pero sobre todo me volví feliz a casa porque comprobé que Alpiedras es mucha Alpiedras.. ¡Enhorabuena!. Nos vemos en los Premios Todomontería 2020.

¡¡Y vayan preparándose para el fin de semana que nos tiene preparado ISAÍAS ESPINOSA el 9 y 10 de noviembre en El Pilar y Los Verecillos!!. El que avisa no es traidor.

Felicidades a la organización. No se puede empezar mejor.

FICHA DE LA MONTERÍA

ALPIEDRAS

ORGANIZACIÓN: ISAIAS ESPINOSA Monterias y Ojeos

Localidad: Rosal de la Frontera-H

Fecha: 19-10-19

P: 42

RH: 18

Cupo: libre

Tipo Finca: Abierta

Nº Has. Monteadas 1.300

Resultado:  

V: 43 ( un buen número de trofeos destacados- varios medallas)

J: 19 ( varios navajeros- 1 medalla)

H: 21