Asegúrate que la aerolínea lleve tus trofeos de caza

17/08/2015

Sarah Larimer / The Washington Post

Las políticas de las compañías aéreas y empresas de transporte están llamando la atención y el escrutinio tras la muerte de uno de los leones más emblemáticos de África, que fue muerto en una cacería este verano.

Los cazadores que busquen enviar cabezas de león, leopardo, elefante, rinoceronte, búfalo y otros trofeos de caza mayor en todo el mundo todavía tienen opciones disponibles, aun cuando Delta Air Lines, American Airlines y Air Canada anunciaron esta semana que ya no permitirán esta carga en sus aviones.

Los envíos de trofeos de caza todavía son permitidos por United Parcel Service (UPS), dijo a The Washington Post una portavoz de la compañía, señalando que el gigante mundial del transporte marítimo sigue las leyes estadounidenses e internacionales, no la opinión pública, en la determinación de lo que se enviará y lo que no.

“Hay muchos artículos enviados que pueden despertar controversia”, escribió Susan Rosenberg, directora de Relaciones Públicas de UPS, en un correo electrónico. “Los puntos de vista sobre lo que es apropiado para su envío son tan variados como las audiencias que mantienen estos puntos de vista. UPS toma muchos factores en consideración en el establecimiento de sus políticas de envío, incluyendo la legalidad de los contenidos y los procedimientos adicionales necesarios para garantizar su cumplimiento. Evitamos hacer juicios sobre la idoneidad de los contenidos. Todos los envíos deben cumplir con todas las leyes, incluida cualquier documentación pertinente que se requiere en el origen y destino de la ubicación de los envíos”.

Aunque FedEx no realiza envíos de cadáveres de animales, la empresa “podrá aceptar envíos legítimos para actividades de taxidermia, si cumplen con nuestras directrices de envío”, dijo un portavoz en un correo electrónico enviado al Post. “Éstos son los envíos legítimos, y no los envíos que se obtienen de manera ilegal. Nuestra prioridad es asegurarnos de que cumplimos con las leyes y regulaciones para todos los envíos”.

Las políticas de las compañías aéreas y empresas de transporte están llamando la atención y el escrutinio tras la muerte de uno de los leones más emblemáticos de África, que fue muerto en una cacería este verano.

Ese león, conocido como Cecil, fue abatido en Zimbabwe por un cazador estadounidense, un acto que ha provocado indignación internacional. Walter Palmer, un dentista de Minnesota, ha dicho que “no tenía idea de que el león que tomé fuera conocido como un favorito local. Me basé en la experiencia de mis guías profesionales locales para asegurar una caza legal”, dijo la semana pasada en un comunicado obtenido por el Minneapolis Star Tribune.

Delta anunció su prohibición en un comunicado la tarde del 3 de agosto, diciendo que era “con efecto inmediato”.

“Antes de esta prohibición, la política de aceptación estricta de Delta pidió el cumplimiento total de todas las regulaciones gubernamentales con respecto a las especies protegidas”, refirió el transportista. “Delta también revisará las políticas de aceptación de otros trofeos de caza con los organismos gubernamentales pertinentes y otras organizaciones de apoyo a los envíos legales”.

La noche del 3 de agosto, American Airlines anunció su propia prohibición de envíos de trofeos de los animales que componen lo que los cazadores con frecuencia llaman “los cinco grandes”.

Air Canada anunció el martes que dejará de transportar trofeos de caza mayor, según un comunicado publicado en la red social Twitter. Emirates Airlines anunció una prohibición similar a principios de este año.

Como informó Christopher Ingraham al Post, los turistas estadounidenses ricos son responsables de la mayor parte de los leones muertos por deporte en África. Un informe del 2011 por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal encontró que entre 1999 y el 2008, los estadounidenses llevaron trofeos de leones a casa (incluidas las cabezas y pieles) que representan 64% de todos los leones africanos asesinados por deporte durante ese periodo.

Y ese número va en aumento: “De estos trofeos, el número importado a Estados Unidos en el 2008 era más grande que cualquier otro año en la década estudiada y más del doble que en 1999”, encontró el informe.

A raíz de la caza, manifestantes se reunieron en el consultorio de Palmer, y su asociación a Safari Club International se suspendió. Él se ha mantenido en gran medida fuera del ojo público, aunque un representante se ha puesto en contacto con los funcionarios del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos .

El domingo 2 de agosto, la autoridad de Parques Nacionales y Manejo de Vida Silvestre de Zimbabwe acusó a un segundo médico estadounidense, Jan Seski, de matar ilegalmente a un león el pasado mes de abril. La autoridad de la fauna dijo que Seski mató al animal con un arco y flecha en un territorio donde no estaba permitido, cerca del Parque Nacional de Hwange de Zimbabwe, según AP.

mrc

También te puede interesar…

Rececho de corzo oro

Rececho de corzo oro

Esa época en la que se puede disfrutar de la caza del corzo en celo es un auténtico contraste con el celo de otros...

0 comentarios