173 jabalíes abatidos en quince días

22/09/2019

La caza mayor se inició en los cotos de la comarca oriental de CyL a principios de septiembre y en las primeras jornadas se llevan abatidos 173 jabalíes. La mayor concentración de suidos se produce en la zona costera y por eso Llanes, con 47 verracos pasaportados, ocupa el primer puesto en el número de capturas. Hasta la fecha, el navajero de mayor peso, un macareno de 105 kilos, lo pasaportaba el piloñés Juan Luis Toraño en el lote de Sellón. El primer triplete personal lo firmaba Francisco Pis Ruiz al tumbar en el lote cangués de La Cuesta tres marranos de 70, 55 y 50 kilos.

Los cazadores llaniscos cobraron el pasado fin de semana 17 jabalíes. En La Mar, Juan Carlos Bueres, José María Sordo ‘Chema’, José Antonio Valle e Ismael Corao apiolaron cuatro verracos de 85, 80, 55 y 50 kilos. En Sierra Plana, Ramón Pérez ‘Carialu’, Nicolás Galguera y José María García pasaportaban tres navajeros de 90, 50 y 40. En Mañanga, Raúl Cabo, Juan Antonio González ‘Nono’ y el riosellano Álvaro tumbaban tres macarenos de 80, 60 y 50. En La Verde, Juan Antonio Martín Cisneros, Carlos Saro y Víctor Díaz fusilaban tres cerdos salvajes de 70, 50 y 40. En el Río de Nueva, Manuel Llorente fulminaba dos suidos de 80, cada uno. En el Cuetu Meré, Servando Casas y José María García acertaron sobre dos marranos de 40, cada uno.

En tierras de Parres y Cangas de Onís se llevan abatidos hasta la fecha 38 jabalíes, de ellos catorce durante el pasado fin de semana. En Cetín, Saúl Fernández Fresno, Ángel Escobio Cayarga y Olegario Fernández de la Parte apiolaron tres macarenos de 60, 50 y 30 kilos. En Teleña, Javier Gutiérrez atinó sobre dos verracos de 50, cada uno, mientras que José Luis González volteaba otro de 50. En Triongo, Vicente Fornos Armiño y José Miguel Rodríguez Junco prendían dos navajeros de 80 y 75. En La Cuesta, David Cofiño Gavito y Ángel Escobio tumbaban dos guarros de 50, cada uno. En el Aspru, Pedro Díaz Escandón y Celso Reguera Álvarez acertaron sobre dos suidos de 50 y 45. En Següencu, Isidro Herrera Lastra fusiló un cerdo salvaje de 65. En Zardón, Sergio Díaz Fernández pasaportó un suido de 60 kilos.
 

En el coto de Asdeca, sociedad que tutela la caza en Piloña, se llevan abatidos 24 jabalíes y cinco venados. El pasado fin de semana, once verracos perdían el pellejo. En Sellón, Juan Luis Toraño tumbó un navajero de 105 kilos. En Cayón, Gilberto Flórez acertaba sobre dos gorrinos de 90 y 60 kilos, en tanto que Pedro García Montequín fusiló otro de 45. En Cereceda, Nicanor Muñiz y Humberto Santaegenia apiolaron dos macarenos de 90 y 70. En La Castañal, Pablo Caldevilla Álvarez y Marcos Tuero Ponga fulminaron dos verracos de 55 y 50. En La Cueva, Juan Crespo Corral atinó sobre un marrano de 60. En Rollamiu, Francisco Niño pasaportó un suido de 45. En El Castellanu, José Mauricio Fernández cobró un cerdo salvaje de 40. En el lote de Beroñes, Juan Carlos Cernuda tumbó un venado de trofeo, con un baremo de 176,12 puntos. Y se cobraron otros cuatro ciervos selectivos en espacios de La Cueva, La Carbazosa, La Castañar y Anayo, con certeros disparos efectuados por José Luis González, José Nuño, Alfredo Menéndez y Ángel Busto Naredo, respectivamente.

En el coto de Colunga se cobraron hasta la fecha 16 jabalíes y un corzo. En Lue, Octavio Rodríguez Monteiro abatió dos suidos de 70 y 25 kilos, mientras que Pablo Álvarez Álvarez y Enrique Villar Gancedo tumbaron otros dos de 70 y 60. En Carrandi, José Ángel Entrialgo Funcasta, Javier Miravalles Sampedro e Ismael Uría Argüelles capturaron tres verracos de 50, 25 y 20 kilos, mientras que Rubén Secades Fernández acertó sobre un corzo de 110,30 puntos. En Pernús, Sergio Fernández Villar, David Vega y Alberto Prieto fusilaron tres gorrinos de 60, 50 y 40. En Carrandi, Ángel Marqués Morís volteó dos guarros de 50 y 40, mientras que Ramón Peón fulminó otro de 50. En Lue, Pablo Álvarez y Carlos Salazar apiolaron dos marranos de 70 y 25. En Selorio, Jesús Castro Estrada pasaportó un cerdo salvaje de 60.

 

Bautismo de Luis Camino

Los cazadores de Onís prendieron cuatro suidos. En La Cuestona, el joven Luis Camino Antuña abatió el primer jabalí de su vida, un verraco de 65 kilos, mientras que su tío José Camino atinó sobre un bermejo de 25. En Sirviella, el piloñés Toño Toraño Riega tumbó dos cerdos salvajes de 60, cada uno.

En Ribadedeva, siete verracos entregaron el salvoconducto. A destacar que Manolín Erice pasaportó dos suidos, de 75 y 60 kilos, en La Franca, y otros dos, de 60 y 30 kilos, abatía Iván Amieva en La Franca y Ulpiones. En Ribadesella se llevan cobrados nueve jabalíes y cuatro corzos. En el último fin de semana, en Santianes, Andrés Carbajal prendió un guarro de 50 kilos, y en Collera, Javier González atinó sobre un macareno de 40.

En la Reserva del Sueve, en los lotes de Libardón, Cofiño y Caravia-Alea, se abatieron nueve jabalíes, tres por montería. En Peñamellera Alta, en espacios de Jana, Rubó y Peleas, se llevan cobrados cinco suidos. Y en Peñamellera Baja, son tres los guarros abatidos hasta la fecha.

elcomercio.es

También te puede interesar…

Sorteo de un venado oro

Sorteo de un venado oro

La organización de caza de Fernando Bautista, Aprovechamiento Cinegético, está sorteando a través de un grupo de...

0 comentarios