Monterías en Sevilla, Los barrancos 2
Monterías en Córdoba, Sierracaza 2
Monterías en Sevilla, Monterías y ganchos

rehala

La selección del perro de rehala

La selección de cada perro es determinante para la calidad del conjunto. Hay que ser muy exigente y no quedarse con la medianería. Tenemos que tender a tener perros superiores y desechar los mediocres.

Un perro que no tenga dicha, habrá que quitarlo, igual que un perro cobarde pues no servirá para los guarros y ni que decir tiene los que van casi siempre pegados al perrero.

Un perro sin vientos, también, pues aunque vaya campeando por delante no levantará más caza que la que tropiece. Los perros campeadores, que no buscas, hay que quitarlos todos.

rehala3

Hay que criar mucho para luego seleccionar los mejores y a la hora de cruzar, nunca se deben utilizar perros con alguna carencia pues hay altas probabilidades de que se transmita a la camada. Habrá que buscar un macho perfecto para una perra igualmente perfecta.

El hacer una rehala desde cero es muy difícil y se necesita mucho tiempo y dinero. Lo mejor es comprar el desecho, por edad o color, de alguna buena rehala y comprar también cachorros. Y digo el desecho, sólo por edad o color, porque estos perros desechados serán buenos, siendo tan sólo su falta la edad o el color ya que el dueño los quita para reemplazarlos por perros jóvenes, en plenitud, o porque la capa del pelo desentona con el conjunto de la recova. La compra de perros regulares, mudos o cobardes nos llevaría a tener una rehala mala o a lo sumo mediocre. Cuando ya se tiene una base de perros buenos, el secreto para mantener y potenciar una buena rehala es criar y de entre todos los cachorros elegir los mejores. Para poder elegir es conveniente criar cada año al menos una veintena de perros.