Corzo en Burgos, abril de 2017.