Publicado el

Sorprendido un furtivo en Salamanca cuando cazaba jilgueros con trampas

Sorprendido un furtivo en Salamanca cuando cazaba jilgueros mediante trampas impregnadas de pegamento

EUROPA PRESS.VALLADOLID. 08/08/2017

El Seprona de la Guardia Civil de Salamanca ha sorprendido a un varón de 34 años que llevaba a cabo la caza de aves de la familia de los Fringílidos, especialmente jilgueros, con técnicas no permitidas consistentes en trampas impregnadas con una sustancia pegajosa, posiblemente liga o pegamento.

Según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado recogido por Europa Press, se habían detectado acciones similares a lo largo del mes de julio en el extrarradio de la capital, por lo que el pasado 3 de agosto se procedió a la ejecución de un operativo con el fin de identificar al autor de los hechos y la incautación de los efectos empleados para ello.

Así, en una parcela colindante con el parque Ciudad Rodrigo, un varón procedía a instalar artes y medios para cazar aves, concretamente una jaula con un jilguero utilizado de reclamo y varillas de ramas finas impregnadas en una sustancia pegajosa posiblemente liga o pegamento.

Una vez instalado el escenario para la caza, esta persona abandonó el lugar, se sentó en un banco cercano, en espera hasta que aves de la especie a la que correspondía el reclamo se posaran encima de las varillas impregnadas en pegamento, para posteriormente poder capturarlas.

Los agentes observaron como el sospechoso acudía hasta la trampa para recoger el ave capturada, la introducía en una bolsa o funda de color verde camuflada, y la dejaba en lo alto de unos de los árboles, con la intención de no ser visto por posibles testigos.

Ante lo acontecido, los guardias civiles procedieron a identificar a esta persona, al considerar acreditado que cazaba aves fringílidos con artes cuya eficacia es no selectiva y al mismo tiempo impedían que pudiera capturar más aves con este tipo de procedimiento prohibido.

El autor de los hechos resultó ser un varón natural y residente en Salamanca de 34 años de edad, que además carecía de cualquier tipo de autorización por parte de la administración competente para la captura de este tipo de aves protegidas, al cual se le considera autor de un delito contra la flora y fauna.

Asimismo, los agentes decomisaron un tubo de pegamento, una jaula y una funda de tela en el lugar de los hechos, mientras que las aves capturadas aun vivas fueron entregadas al Centro de Recepción de Aves Silvestres de la Junta de Castilla y León en Salamanca, para su posterior suelta en caso que tengan posibilidades de sobrevivir en el medio natural.

Las diligencias fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Salamanca.